martes, 23 de abril de 2013


-

Soy la sombra de un desastre que dejaste
el humo del cigarrillo que tiraron en la calle
y un suicidio de gaviotas a la siesta
ya no existo en tu teléfono
ni en entre tus apuntes de la facultad
soy dudas y miedo, y terribles certezas en la noche
estoy acá, soy el loco que cuenta las baldosas
te veo cada tarde cuando salgo a caminar
soy una herida abierta, la sangre que brota
las hojas secas, un arroyo sin peces ni paz
soy esta desesperanza de vos
te llevo guardada en las foto que escondí
me perdí el camino, me perdí de vista
tengo tatuado tus ojos en los ojos
y en todo lo que no fuimos


-

1 comentario:

  1. Qué triste! estar enamorado puede llegar a ser tan triste...

    Besos mentales.

    ResponderEliminar