domingo, 28 de abril de 2013

Antes de abrazar_


Antes de abrazar tenga en cuenta algo. Todos, en todos lados, en todas las edades de la vida perdemos piel, esto sucede todo el tiempo, así andamos por el mundo dejando por todos lados parte de nosotros mismos.
Ahora bien, ya que usted tiene en mente ejecutar la tarea de abrazar a otra persona, hágalo de la siguiente manera; empiece por cerrar los ojos, saque muy despacio todo el aire de sus pulmones, dirija su cuerpo con los brazos extendidos al cuerpo que enfrenta, diríjase como a un choque, como una piedra a punto de caer al agua, una vez los cuerpos estrellados, golpeados entre si, convertidos por poco en un solo cuerpo, cierre rápidamente los brazos, hágalo con la intención de que el sujeto que sostiene se convierta en casi una obligación, como si se fuese a caer y apoye su cabeza sobre el hombro de su antagonista, ahora si, respire, muy profundamente y despacio, respire lo mas hondo que sus pulmones le permitan, de esta manera sin que lo note, usted estará respirando la piel del otro, usted estará respirando al otro en un acto magnifico de naturaleza divina.

8 comentarios:

  1. Me ha recordado un poco a Julio Cortazar, en la manera de escribir. Y por otro lado, aunque no tiene nada que ver, he pensado en una camiseta de Lyona que junto a un dibujo ponía algo así como "Instrucciones de uso: 1. Abre bien los brazos 2. Apriétame fuerte". En tercer lugar decir que pienso que hay gente que regala abrazos con mucha facilidad, pero son abrazos fríos. Un abrazo cálido, como el que describes, sólo se puede hacer con sentimiento, es más exclusivo, más limitado. Para finalizar añadir que se me da fatal abrazar y que no me gusta que me abracen. Por eso lo hago poco, porque cuando lo hago me empeño al máximo en hacerlo bien.

    ResponderEliminar
  2. Adoro los abrazos, pero sólo los sinceros. Una manera muy acertada de describirlos. :)

    ResponderEliminar
  3. me ha parecido muy original la forma de describir un abrazo, vaya, la forma de hacerlo, de proceder. Abrazar es un arte! :)

    ResponderEliminar
  4. Estupendo modo de relatar el abrazo, realmente me ha sorprendido.
    Me gusta esa torpe manera tuya de mirar todo distinto.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. ¿A quién no le gusta un abrazo de esos?
    Por cierto, a mí también me ha recordado a Cortázar, como veo que te han puesto por ahí arriba. ;)
    Gracias por pasarte por mi blog, ¡nos leemos! :)

    ResponderEliminar
  6. Y lo más importante, elegir bien a la persona a la que queremos abrazar, no vaya a ser que nos empuje al suelo...

    Besos mentales.

    ResponderEliminar
  7. Nos recuerda a Cortazar porque es una suerte de "instrucciones para dar un abrazo".
    Me quedé en lo primero, y, me pregunto: ¿cuánto tardará en irse un abrazo de nuestra piel?

    ResponderEliminar