viernes, 12 de noviembre de 2010

Te regalo

Te regalo mis estaciones

el lento silencio de esperarte

las uñas que me muerdo

te regalo la violencia de cada golpe

a las puertas que nos separan


Te ofrezco los fracasos que me trajeron hasta aquí

el tiempo

ese caprichoso movimiento del universo invisible.


Mi fe también te la doy

la dejo a tus pies, camina sobre ella

te doy mis tormentas

mis torpes excusas

las monedas

los agujeros de los bolsillos


No gastes los besos

guarda un poco para cuando quieras besarme mañana

tal vez ya no tenga nada


12 comentarios:

  1. Holaaa
    es muy bonito lo que escribiste en la entrada.
    Buen fin de semana .
    Te espero en mi blog
    besitos

    ResponderEliminar
  2. Es fantástico el poema, sencillo y puro, sin ropajes, como corresponde a quien se entrega sin más. Un placer despertar con este poema.

    ResponderEliminar
  3. Me gustó mucho la definición que das del tiempo. Se nota tú costado sensible... cosa poco usual en estos días.

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. El domingo casi finaliza, te leo y sonrío.
    Buena forma de terminar el día.

    :)

    ResponderEliminar
  5. Leí esto y me sentí identificada y pensé en alguien. Pienso que es lo mejor que le puede pasar a un escritor cuando alguien lee su escrito :).

    ResponderEliminar
  6. he intentado quedarme con una frase y he sido incapaz, me lo quedo de arriba abajo!
    :)

    ResponderEliminar
  7. Como siempre: ¡ESPECTACULAR y DELIRANTE!
    Eres lo máximo, Miguel.


    Siente un beso :D

    ResponderEliminar
  8. muy lindo, me encanto leerlo...

    ResponderEliminar
  9. Me regalas un reloj asi? XD
    Muy lindo.

    ResponderEliminar