viernes, 17 de septiembre de 2010

Llanto disponible


Quiero recuperar algo.
Quiero y entiendo que es indispensable,
algo que tal vez nunca perdí,
entonces no se si quiero recuperarlo o descubrirlo
Solo me canse de la espera,
de la mancha de humedad en la pared,
metamórfica, desprolija
y aun así, siempre igual

Solo me canse de mi corazón y las tortugas,
las malditas tortugas boca arriba
Me canse del cigarrillo,
de esperar el remedio para la tos,
el limón en el té,
la dieta de fin de semana

Me canse y me canso de mí en el espejo,
en la cama, sosteniendo la mirada en el techo,
me canse de sostener el techo

Me canse de los puntos suspensivos,
de las comas por las dudas,
de los errores en todos los versos
y las haches siempre tan mudas
Me canse de la noche desestrellada,
del miedo a la muerte,
el olor a soledad,
del olor a llanto disponible

11 comentarios:

  1. hermoso.
    me cansé de los puntos suspensivos
    PERO TOTALMENTE!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Me cansé! Hasta yo me he cansado al leer el poema. Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  3. Lindo, Lindo!!
    Palabras sabias y precisas para un dolor que agota el espíritu.
    Un beso y como siempre, un gusto leerte!

    ResponderEliminar
  4. Esta bien cansarse !!!
    Ahora solo descansa.

    Abrazooo Miguel

    ResponderEliminar
  5. Y cuando estas en esos días en que uno da mas pasos para atras que para adelante, las comas cansan. Porque nos hacen parar, respirar y pensar en la relación con las futuras palabras que siguen... y es un seguir, y es un entre dos.
    Me gusto. Al punto de no cansarme de leerte.
    Saludos
    Erase Una Vez.

    ResponderEliminar
  6. eso es como una respuesta al mail que alguna vez te escribí =)

    ResponderEliminar
  7. Todo el poema es extraordinario pero estos versos:
    "Solo me canse de mi corazón y las tortugas,
    las malditas tortugas boca arriba"

    Aplauso,

    :)

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Oh, Miguel. Le has dado a mi corazón. Espero que con este texto no estés haciendo autocrítica porque me partiría el alma.

    Una brazo inmenso lleno de cariño.

    ResponderEliminar
  9. ¿Dónde está el final de nuestro cansancio? Cuando creemos que no podemos más nuestra propia resistencia nos sorprende.
    Cansada de cansarme de mí, tantas veces...
    Aprendiendo (aprehendiendo) de la vida.
    Besos,

    ResponderEliminar
  10. y que haces cuando te cansas de todo?
    me encanto!
    :)

    ResponderEliminar
  11. Al fin de cuentas, el cansancio sólo nos acerca al cambio. O por lo menos avisa de antemano.

    Bellas palabras, además de invitar a la reflexión.

    Besos!

    ResponderEliminar