viernes, 24 de septiembre de 2010

Destellos


Tantas veces… deje de ser yo tantas veces. Cambié de dios y de idea, cambie de ojos, sin cambiar mire diferente, cambie de ropa, de talle


Tanta lluvia ha caído hasta aquí, hasta este lugar en que hice y rehice mi historia, mi abanico de victorias, mis intentos, mis tristezas, los viajes de vuelta, las manos fatigadas.


Siento la vida estallar entre la palma de la mano y la corteza de un árbol, siento esa caricia tierna y privilegia, el aire en la cara, los destellos…

viernes, 17 de septiembre de 2010

Llanto disponible


Quiero recuperar algo.
Quiero y entiendo que es indispensable,
algo que tal vez nunca perdí,
entonces no se si quiero recuperarlo o descubrirlo
Solo me canse de la espera,
de la mancha de humedad en la pared,
metamórfica, desprolija
y aun así, siempre igual

Solo me canse de mi corazón y las tortugas,
las malditas tortugas boca arriba
Me canse del cigarrillo,
de esperar el remedio para la tos,
el limón en el té,
la dieta de fin de semana

Me canse y me canso de mí en el espejo,
en la cama, sosteniendo la mirada en el techo,
me canse de sostener el techo

Me canse de los puntos suspensivos,
de las comas por las dudas,
de los errores en todos los versos
y las haches siempre tan mudas
Me canse de la noche desestrellada,
del miedo a la muerte,
el olor a soledad,
del olor a llanto disponible

lunes, 13 de septiembre de 2010

Pesadillas

Estábamos dormidos en la misma cama y soñábamos muy cerca. Pensamos que era el mismo sueño, que alcanzaba con estar ahí, en le mismo aire, en la misma almohada.
Como era de madrugada nadie lo noto y estábamos separados, y en la cama crecía un río cada vez más grande, cada vez más bravo, más terrible, nos ahogábamos, nos apagábamos, no queríamos pero el río seguía ahí, entre el frío de la noche y el tic-tac del reloj.
Al final te despertaste sobresaltada sin saber donde estabas y ahí empezaron las pesadillas