sábado, 24 de julio de 2010

Quisiste la tristeza









Quisiste la desgracia
la desdicha
quisiste mi amor
las tinieblas
el frío, la escarcha
quisiste mis miedos
la tristeza
el sórdido silencio
nunca importo
quien era yo
de verdad quien era
mis ideas, mi desvelo
quisiste la moraleja
el pan fresco
la nostalgia
mi discurso violento
la lluvia y las lagrimas
lo inútil, lo nefasto
la luz apagada
la media mañana impaciente
quisiste el eclipse de sueños
la música sin oídos
quisiste la ausencia
preferiste todo antes que yo
me alimentaste de sueños
de ganas, de nada

12 comentarios:

  1. Me gustó mucho.

    Demasiados versos acertados. No quiero hoy identificarme en las palabras.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Quizas te has salvado !!!! Porque no hay mal que por bien no venga.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  3. muy bonito.
    te habia dicho que me encantó la foto de arriba donde dice el nombre del blog?
    bueno , lo digo ahora.

    ResponderEliminar
  4. Tus palabras me llenan como siempre.
    Te quedas con tus miedos, tus domingos solitarios, la lluvia, las lágrimas, pero el tiempo todo lo cura y es un buen consejero.
    :)

    ResponderEliminar
  5. Lo importante es no quedarse con la sensación de no haberle perseguido, de haberlo intentado. A veces me arrepiento de no haber dado besos, abrazos, palabras, a quien me lo solicitaba con su mirada, igual que yo con la mía. ¡Maldita timidez, maltido miedo!

    ResponderEliminar
  6. Al igual que Emilia, me ha encantado, Miguel querido. Pero no me gustaría sentirme identificada con este verso. Esta vez no.

    Mucha luz, ammore.

    ResponderEliminar
  7. woow miguee! qede muda, ojala vos nunca.

    ResponderEliminar
  8. cuántas verdades... me ha encantado... es genial

    ResponderEliminar
  9. tal vez fue autentico y fiel a su ausencia. si fue sincero y siempre igual, quizas quepa lugar para hacer una mea culpa.
    excelentes letras.

    un saludo desde la lejania.

    ResponderEliminar
  10. Escoger la ausencia frente a los horizontes del futuro... Extraña elección, yo siempre escojo los ojos...
    Besos,

    ResponderEliminar