martes, 22 de junio de 2010

El corazón ante todo...




Voy a extrañar algunas cosas cuando me vaya
el olor de la ropa recién planchada en invierno
alguna tormenta de verano
el lento despertar de las tardes de siesta
el latir del corazón cada vez que me enamoro
todos mis jóvenes y dulces pecados
el sabor a piel de mujer transpirada
su espalda, su ombligo
la yema de sus dedos

Voy a extrañar el mundo a través de las ventanas
las casas, los espectros
los musgos de la calle, el olor a humedad
a libros viejos, la luz de las velas
el corazón ante todo

Voy extrañar mi miedo a la muerte una vez muerto
el beso de la tierra en los pies
todas las veces que no lloré y merecía hacerlo
los almanaques, el agrio sabor a la derrota
las luces del tren, cantarle a la luna como los perros
escribir cartas repletas de errores de ortografía
el corazón ante todo

Voy a extrañar mi profunda soledad
la braza del tabaco, el viento en el campo
las luces de la ciudad en invierno, la niebla de otoño
voy a extrañar temblar frente al fuego
por dios cuanta belleza ya no será mía
cuantas gotas caerán de la canaleta oxidada
sin ser vistas por mi
cuantas hojas del árbol se van a desprender
sin ser paisajes míos

Voy a extrañar estirar los brazos
mirar para arriba y ver luz, luz, luz
el freno de los autobuses
las autopistas vacías, el sonido de la marea subiendo
voy a extrañar la inmensidad de una vida pequeña
las cafeteras, los dedales
un botón, las cajas de fósforos
el corazón ante todo...

9 comentarios:

  1. Acabo de extrañarlo todo leyendote..
    desde luego siempre es un placer llegar aqui :)

    ResponderEliminar
  2. "No te mueras sin decirme adónde vas". Y lo mismo te pido yo a ti, Miguel: no te vayas sin decirme adónde.

    ¡Mucha luz!

    ResponderEliminar
  3. Bellísimo, profundo, muy apasionada... me encantan los escritos que reflejan pasión "ante todo" ;)

    ResponderEliminar
  4. Me fascina cuando escribes así...con tanta pasion.
    "su espalda, su ombligo, la yema de sus dedos..."
    ¿Y la musica? ¡Woau!

    Que estes bien, un abrazo

    ResponderEliminar
  5. uff, tantas cosas voy a extrañar que me da pena morir... tan bonitas son las cosas del mundo.

    Qué bueno es volver a leerte Mig.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. hola Migue gracias por tu visita...
    cuantas cosas vamos a perder con la muerte...sobre todo o ante todo el corazon...
    un abrazo...
    nos comunicamos
    David.V.

    ResponderEliminar
  7. Justamente pensar en esas cosas que vamos a extrañar nos permite vivirlas con mayor intensidad hoy que forman parte de nuestra vida. Aceptar que algún día ya no estaremos es una tarea muy compleja, pero ser conscientes de nuestra mortalidad nos permite ser conscientes de lo corta que resulta nuestra estadía y de lo necesario que es saber ver más allá de todo, en los detalles, los aromas, los paisajes, las compañías...lo preciosa que es la vida.

    ResponderEliminar