lunes, 28 de junio de 2010

Desintelectualízate

Así como el humo del tabaco, como el vapor del café… donde van los sueños cuando ya no se ven?
La psicología, los grandes intelectuales mezclan los sueños con palabras como: metas, objetivo, deseo, realidad, materialización. Los sueños son sueños, son para ser soñados. No hay mayor tristeza que intelectualizar la vida, los sueños son minúsculas excusas para seguir un poco mas allá, imaginar lo que está después del ojo de la cerradura, los sueños son el final del libro, ese libro que, por mas que se lea y lea a toda hora nuca, (y gracias a dios) se termina.
Instantes, como todas las cosas que hacen a la vida, eso son los sueños, instantes en los que inventamos un mundo a nuestra imagen y semejanza, en los que queremos ser dioses perfectos en un mundo de hormigas, nos preparamos para una alegría, para una victoria, un ejercicio del corazón, la manera de mantener alerta el alma. Tal vez sea cierto y los sueños la mayoría de las veces se nos escurran como agua entre los dedos, se pierdan como el caudal de un arroyo que desemboca en el mar, se pierdan en la cuenta de las cosas que hay que hacer, en la rutina tonta y acomodaticia y así se transformen en la nostalgia, esa mirada a los espacios vacíos, esos suspiros en las escaleras mecánicas, en el embotellamiento de la tarde mirando el semáforo.
Nunca sabremos a donde van los sueños cuando desaparecen, cuando dejan de vivir, en que parpadear o con que lagrima se caen, nunca, por mas vueltas que se le de al asunto, ni siquiera sabemos de que están hechos, como empezamos a forjarlos, como se meten en la almohada, como se cuelan entre las fechas del almanaque.
No quiero pensar que mis sueños son tontos, que mis sueños son sublimes, realidades posibles, realidades a medias, no quiero intelectualizar la pasión de cada día, envenenarme de definiciones complejas, confío el resto de mis días a mis sueños, confío que así seré un poquito mas feliz

sábado, 26 de junio de 2010

La puta y el borracho


Cuenta la historia, (esta historia) que ella era una puta triste, tierna, hermosa. Cuenta que el borracho la amaba en secreto y no podía encontrar esa belleza en los ojos de su mujer por mas paliza que le de, no podía. Cuenta que se encontraron una noche que pudo ser fría, más fría que la escarcha de los arrabales, o pudo ser una noche caliente de enero mezclada con el vapor del río mas caliente que el infierno en el que vivían, donde se enamoraban cada vez mas en un amor sucio y prohibido y lleno de flores de noches de sapos, de olor a humo de tabaco muy negro, de whiskys malos, de cabaret de mala muerte.


Así el amor crecía, deshonrado, impune. Una puta, un borracho, el olor a sudor nocturno, a sexo cansado, a hijos que nunca podrán nacer, a raíces de inmigrantes, de esclavos, violaciones, nace un amor del odio, de la bronca, de las palizas de noche, nace oscuro entre el incienso pecador. Sin nombre todavía


La puta se acerca al borracho, no se dicen nada, no se miran, se tiene miedo, se tiene rencor, se tiene pasión y compasión, se tiene el uno y el otro en el cabaret y las luces rojas y el humo, el vapor del whisky muy malo, pésima bebida que los hace valientes enamorados, que se arrancan las ropas y se tocan las pieles sudadas y hermosas y negras.


Cuenta que de fondo en un rincón alguien toca un instrumento fúnebre, y la melodía es triste, los dos ahora son un espectro en medio del saloncito que se mueve de un lado al otro apoyándose entre si, devorándose entre si, como si salieran de ese mundo inmundo, simulan un desinterés imposible y se balancean y recorren ese minúsculo mundo que hicieron, ella apoyada a el, el le envuelve la cintura y se aman en secreto, un secreto que esta dando a luz al siglo que nace…


Los europeos de la alta sociedad que de pasión no saben nada, dicen que esto es un baile de salón y que se llama tango.


martes, 22 de junio de 2010

El corazón ante todo...




Voy a extrañar algunas cosas cuando me vaya
el olor de la ropa recién planchada en invierno
alguna tormenta de verano
el lento despertar de las tardes de siesta
el latir del corazón cada vez que me enamoro
todos mis jóvenes y dulces pecados
el sabor a piel de mujer transpirada
su espalda, su ombligo
la yema de sus dedos

Voy a extrañar el mundo a través de las ventanas
las casas, los espectros
los musgos de la calle, el olor a humedad
a libros viejos, la luz de las velas
el corazón ante todo

Voy extrañar mi miedo a la muerte una vez muerto
el beso de la tierra en los pies
todas las veces que no lloré y merecía hacerlo
los almanaques, el agrio sabor a la derrota
las luces del tren, cantarle a la luna como los perros
escribir cartas repletas de errores de ortografía
el corazón ante todo

Voy a extrañar mi profunda soledad
la braza del tabaco, el viento en el campo
las luces de la ciudad en invierno, la niebla de otoño
voy a extrañar temblar frente al fuego
por dios cuanta belleza ya no será mía
cuantas gotas caerán de la canaleta oxidada
sin ser vistas por mi
cuantas hojas del árbol se van a desprender
sin ser paisajes míos

Voy a extrañar estirar los brazos
mirar para arriba y ver luz, luz, luz
el freno de los autobuses
las autopistas vacías, el sonido de la marea subiendo
voy a extrañar la inmensidad de una vida pequeña
las cafeteras, los dedales
un botón, las cajas de fósforos
el corazón ante todo...

sábado, 19 de junio de 2010

Un par de sueños



Anoche soñé con vos, estábamos en una librería, bailábamos una canción de Herbie Hancock, la gente se escandalizaba y nos miraban feo, bailábamos muy mal pero eso nunca nos importo, después de todo fue todo lo que hicimos siempre, bailar mal.


Sueño con vos muy seguido, y esto no es nada sorprendente. A veces sueño que estamos en la calle, que vos estas mirando hacia abajo con un par de sandalias en las manos como la primera vez que te vi… ya no recuerdo si te vi o me viste, pero en el sueño es diferente, vos sos real, suena ridículo no? Que seas real en los sueños y en la realidad seas otra cosa. Una luz tal vez, podría decirse, si, que sos una luz, sucede que el tiempo pasa rapidísimo, que un día estaba yo siendo un chico y después era ya grande y estaba destrozado por dentro, inanimado o roto y era un bollo en la cama muerto de miedo pero parpadeé una vez y estabas vos, sentada y todo era diferente, la ciudad, el clima y yo, yo era un fueguito sabes? Ese fueguito ardía y ardía por vos. Pero todo se complicó porque las cosas no eran como pensaba, porque no nos cruzamos nunca, fuimos un error, un malentendido, la conjunción de de mis demonios y tu luz y mis ganas.


Y el tango y la lluvia siguieron cayendo tristes en algunos lugares y nos confundíamos cada vez más y nos estrellábamos contra la realidad cada vez mas grotesca, cada vez más solos y tristes o alegres olvidando, mientras el río seguía pasando bajo el puente y las noticias, las malditas noticias de la economía que se cae todo el tiempo, que desbarata las capitales del mundo.


Parece todo terrible no? Mirándolo así parece que el mundo se nos callo encima, que se murieron todos los dioses, que se apagaron todas las luces, pero cometemos un error y hay que remediarlo, por respeto, por memoria, porque lo merecemos, porque el mundo no puede quedarse vacío por un simple error de coordenadas, porque nos confundimos, porque nos quedamos callados en países diferentes en los momentos que teníamos que gritarnos a la cara. No podemos condenarnos a la horca de la historia porque pensamos que tal vez. Debemos recuperarnos, armarnos y elevar a la esperanza mas allá de la nostalgia, tenemos todavía una fragilidad que reclama a gritos por lo suyo, tan adentro que cuesta escucharla, y aunque no sea tu dueño el amor no merece ser enterrado en el cementerio de lo imposible.


El orgullo y la arrogancia, tanta soberbia no harán mas que dejarnos así, solos en nuestras entupidas soledades, tiempo al tiempo y ceniza a la ceniza, ya ves… somos tan frágiles como cristales a la intemperie y nunca tuvimos en cuenta esto, es tiempo muchacha de dejar atrás los errores, aunque cueste pedir a gritos y llanto disculpas, después de todo el que pide disculpas también esta pidiendo compresión y sabiduría ganada del error reconocido, seamos hoy los valientes y arriesgados que intentan salvar el amor fugaz de estos días y así estaremos salvando mucho mas que un par de sueños…




martes, 15 de junio de 2010

Hongos




Nosotros los hongos
muriendo de frío
de calma en los pies
en los patios abandonados
en las paredes viejas
hongos, hongos, hongos
tristes, quietos
callados, frágiles
viniendo de la basura
de lo que olvidaron
en las tumbas
como muertos
en las lapidas
las mesas de los bares
mojados por el rocío
viviendo la desdicha
la naturaleza muerta
mas muerta
vacíos de toda belleza
llenos de nostalgia
de un perfume olvidado
como nubes negras
como manchas
dejadas por nada

...

domingo, 13 de junio de 2010

La era de la involución

Que será de esta especie en constante autoextinción? Que hicimos con esta casa grande, con cada uno de sus bosques y sus mares?

La condición de especie humana nos está llevando al precipicio de la historia, la cultura del “sálvese quien pueda”, del “tanto tienes, tanto vales” se esta volviendo una moda intocable y general, el sistema se apodero de todo, convirtiendo en marcas a los símbolos de lucha, llenamos los bolsillos de los jóvenes con marihuana y cocaína y les dijimos que era una especie de pasaporte para ser cool

Una parte (una gran y triste parte), del futuro camina descalzo en las veredas de la ciudad, limpiando vidrios y pidiendo monedas, respirando pegamento para no sufrir de hambre y frío

Tenemos autos, trenes, aviones, la Internet convirtió al globo en una comarca pequeña de ciegos, sordos y mudos, chocándonos en los pasillos y hablando cada uno una lengua diferente

La dignidad se quemo con los papeles de una oficina y nadie la volvió a ver, hemos olvidado la dulce tarea de aprender un oficio, ahora todos quieren ir por una “carrera” todos quieren llegar primero, mejor, mas alto a cualquier precio, ascender a cualquier precio es la consigna

Hicimos un muro cada vez mas alto para que el vecino no espíe, somos mejores que el vecino y no merece ni siquiera mirarnos

El sistema nos brinda una comodidad para que las guerras y las bombas que estallan acá a la vuelta parezcan ficción, parezca que nadie muere por pensar diferente, dejamos de ser seres humanos para convertirnos en recursos humanos

Estamos ante la era de la involución, la maquina de la ruina trabaja prolijamente en post del desastre y en este desastre unos pocos salen ganando



jueves, 10 de junio de 2010

Aprende

Aprende, mira, escucha
Aprende a gritar cuando tenés razón, defiende la verdad con todo lo que tengas y cuando estés equivocado aprende a callar. Aprende a escuchar, escucha a la gente, tiene historias fascinantes que ayudan a crecer. Aprende a mirar para arriba.
Perdonate, perdona de verdad a todos los que pidan perdón, existirá un momento en que alguien te va a defraudar y vas a necesitar perdonarlo.
Llora, siempre que sea para afuera, en el interior somos un fuego y llorando para adentro se apaga, reza, hay mucho poder en las oraciones y rezar es una manera de hablar con uno mismo.
Equivocate, por favor equivocate seguido… vas a disfrutar el doble tus aciertos, baila y canta, aunque lo hagas mal, la música espanta el miedo.
Aprende que aceptar las derrotas es también una manera de salir victorioso, que no importa que tan grave sea un problema, por más ridícula, lejana o imposible que sea, siempre existe una solución para todo menos para la muerte
Toma enserio a las personas que te dicen que te necesitan, se necesita mucho valor para decir esto y las personas valientes siempre son necesarias. No intentes cambiar a las personas, aprende de las flores que nacen en variedades deliciosas de colores todas juntas en los mismos jardines y de esta manera adornan la tierra
Camina con los pies descalzos, se parte de esta tierra, serás mucho más libre y la gente libre es bella
Mira siempre desde otros puntos de vista, busca, no te canses de buscar siempre otra manera, esa torpe manera de verlo todo distinto algún día te va a llenar el corazón. Mira a los ojos, abraza, las grandes revoluciones se hicieron por amor, ama, ama, ama siempre no te canses del amor!

.

martes, 8 de junio de 2010

Sobre tus bombas

Imagina toda esta ciudad, el río, las calles y las veredas. Imagina toda su gente, paradas en las veredas, conversando, caminando rápido y algunos despacio, sin enterarse del aire siquiera, cierra los ojos por unos minutos y respira despacio, trata de no escuchar nada para ver en tu cabeza a algunos felices o llorando, imaginas las parejas haciendo el amor, imagina a los estudiantes, a las fábricas, las oficinas, todas las plazas llenas de chicos, de risas…

Ahora imagina un instante eterno, infame, tan terrible como entupido, como innecesario, imagina una bomba cayendo del cielo, borrando todo lo que imaginaste hace un segundo, callando todas las voces, las risas, dejando la ciudad como una película de horror y espanto…

Imagina que fue cierto, que fue en Hiroshima y que días después cuando el mundo era aun muy pronto a la bomba, cuando el mundo estaba aun tambaleante y angustiado la bomba cayo otra vez sobre otra ciudad que pudo ser la misma, que pudo ser la tuya, que pudo ser la mía.

Y las bombas siguen cayendo, en Bagdad, en Palestina, acá adentro, porque no lo notas pero cada día, cada instante a veces es como una bomba que borra todas las ciudades de mi interior, todas las gentes que soy, todos los niños que soy, todos los sueños, todo el fuego, todo se apaga a veces y depende de vos que las piedras dejen de caer...

jueves, 3 de junio de 2010

Café por la memoria

Así entre la soledad y los pasillos de la universidad, entre cuentas de derrotas, entre los trofeos de otro tiempo y los horarios de visita, la comida que hay que hacer, los platos sucios, entre los ceniceros con lágrimas y el olor a humedad, entre el vapor de licores dulces, así te fui descubriendo.


Entre espejos que no decían nada, que callaban todo, entre los despertadores enemigos, entre la niebla de junio, la borra del café, los cordones desatados, las tejas sueltas, las postales perdidas, las fotos en un cajón, te fui queriendo.


El tiempo y la distancian se fueron, en cambio, haciendo amigos, cada vez mas íntimos, cada vez mas cercanos, y mientras yo fumaba, o sacaba cuentas, mientras ahorrábamos por las dudas, mientras aprendíamos a mentirnos, a escondernos, mientras queríamos darnos lecciones importantes, mientras nos decíamos que no, que tal vez, mientras cerrábamos las puertas, dejábamos de reír, volvíamos cada vez mas temprano, mas sobrios, mas injustos, mas infelices y un día…


Un día ya no supe nada de vos. Volvimos mil pasos para atrás, no retrocedíamos, volvíamos a los mismos lugares que antes, despertábamos mas temprano, mas rigurosos, sacábamos plantas del patio que soñamos como muelas cariadas, como muertos para desenterrar, le dimos la razón al teléfono que nunca mas sonó, le dimos la razón a las cortinas, a los llaveros, al horario de tele, nos morimos de hambre a la intemperie, no supimos a donde correr, queríamos vernos y no y acabar con cada una de las dudas, preferimos arrancarlas de raíz, de bien abajo salimos victoriosos los dos y nos olvidamos del resto, nos olvidamos de las playas desiertas, de las autopistas, de mirar al sur, de poner puntos suspensivos después de cada noche, me fui a mi mundo…


Otra vez a la cama fría, a temblar en la soledad, a ya no pensarte en los balcones, en todos los sillones, en cada piano dulce y triste, me fui a la dieta y la rutina de afeitarme los sábados, me fui a olvidarte, a comprar té para uno, pan para uno, alcohol para tres y café por la memoria…