lunes, 17 de mayo de 2010

Carta a un amigo que ya no está


Desde el alma? Se puede decir amigo que te escribo desde el alma sin las prolijas formas de una carta. Tengo que decirte algunas cosas y es natural que lo tomes como un reproche, porque tal vez lo sea, no te perdono ciertas manías Mario, no te perdono alguna lagrima detrás de una carcajada en la borra del café, Mario no se puede ser corazón y coraza, a quien se le ocurre?
Yo no me lo esperaba, para mi el amor era otra cosa, no esa bahía linda y generosa, donde los barcos vienen y se van, supongo que me ayudaste a crecer descubriendo esa parte de mi que estaba atada de pies y manos y tenia semejante mordaza. Supongo que son las mujeres desnudas en lo oscuro, no se, mirar al sur, o que la culpa la tenga siempre yo y no los pretextos…
Te acordas del hombre preso que mira a su hijo?
Me hiciste llorar amigo, admito que deje de tenerle miedo a las lagrimas porque me explicaste que acá lloramos todos y que esto es mejor que traicionarse.
Como no acordarme de vos cuando pienso en ella y son las cuatro o las seis y se me pasó toda la tarde entera sin noticias?
Como no acordarme de vos cuando pienso que todo es rarísimo pero simple?
Y que la complico yo con su Asunción y mi nostalgia,
Como no acordarme de vos cuando pienso en las tácticas y las estrategias?
Como no pensar en vos cuando me siento tan jodido y tan radiante?
Mario, Mario… a donde te fuiste?
En que estrella estas sentado ahora, recreando que cosa simple?
No se te puede hacer volver de ese exilio es cierto, te fuiste a otra orilla y desde acá no nos queda mas que esas charlas de la siesta con el viento que trae tu nombre, un café y saber que por ahí andas junto a otros grandes, escribiendo cualquier cosa...

11 comentarios:

  1. me recordaste una situación, no igual, pero parecida y se me puso un nudo en la garganta... dificil...
    :)

    ResponderEliminar
  2. Mig, qué preciosura... Es tan, tan para él, que parece suya, incluso. El otro día veía (una vez más, porque soy medio fanática de Subiela) "El lado oscuro del corazón", y lo veía ahí, tan quieto, recitando sus hermosos versos, tan viejito ya, con esa mirada tan particular a nuestro querido amigo uruguayo...
    Me llenaste el corazón con esto, gracias amigo!

    ResponderEliminar
  3. Me morí con tus palabras para Mario.Allá dónde él esté andará escribiendo cualquier cosa igual de hermosa como la que escribiste vos.

    Petonets!

    ResponderEliminar
  4. Me recordó tanto a él que necesito ir a leer algún poema. Yo también quisiera decirle lo mismo.
    Bisous ;)

    ResponderEliminar
  5. Qué linda!!

    Y por cierto, sí se puede ser corazón coraza. Yo lo soy.

    :)

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Qué tierno!!
    Me imaginé lo que sería el "por ahí" lleno de genios juntos escribiendo cualquier cosa.

    La música habla por y de todos.
    Gracias!

    Un beso:)

    ResponderEliminar
  7. Bonito homenaje al Maestro. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Migue, mi amor, tú tienes la respuesta: Mario no se ha ido, está en tu corazón, en el mío y en el de cada Fulano y Mengana kitsch de este mundo.

    Miles de besos.

    ResponderEliminar
  9. Miro las estrellas. Comparto todo...
    Besos,
    (y gracias por tus huellas)

    ResponderEliminar
  10. Me encantó Migue :) ¡Sí que lo estamos extrañando! ¿Pero sabés qué es lo más lindo de este tipo de personas? Que las huellas que dejan son imborrables, y que podemos volver a encontrarlos cada vez que abramos uno de sus libros y nos sigamos deleitando con sus palabras...

    ResponderEliminar