jueves, 29 de abril de 2010

Muchísimo...

Hoy a la siesta entre un libro que empecé ayer y una inesperada charla el sábado por la noche con alguien que pertenece a ese tiempo que llamamos pasado. Mi amigo Mario vino a visitarme en un sueño, soñé un rato que caminábamos por el patio de mi casa aunque no era el mismo, era mucho más largo y Mario era increíblemente alto, no se si me escuchaba cuando yo le hablaba pero sus palabras eran tan cercanas como las de mi viejo, como las de un amigo de toda la vida, entre medio de esa charla nacían los párrafos desordenados de este experimento, por eso voy a decir que es mitad de el, porque todos a veces perdemos y todos nos volvemos desconocidos del pasado…



Hace mucho, muchísimo

cuando tú voz aun no me nombró

cuando ni en sueños te vi

éramos los desconocidos

tristes de otros mundos

de otros países vencidos

éramos sin serlo, andábamos

festejábamos vacilantes victorias

hace mucho, muchísimo

empezaba a conocerte

entre la no violencia

entre el arte de tus cabellos

comenzaba de a poco

el desextrañamiento

el lerdo juego de

coincidir en espacios

de mirar el silencio

de entender al alba

sucede que hace mucho

muchísimo, no te conocía

ni te creía aun sin verte

ahora el tiempo de lo extraño

ese cruel y siniestro gatillo

esa nube de agua y sal

vino a buscarnos

a llevarnos a ese antiguo tiempo

a ser de nuevo los desconocidos

ya no mas los dos de aquel entonces

los anónimos borrachos

de la mañana feriada

los dos de la casualidad

ahora, nosotros, los sobrios

volvemos a ser sin serlo

cuando te cruce en el mercado

ya no seré yo, ya no mas parte del mundo

solo en algún sueño (y tal vez)

creerás que te conozco…


.

lunes, 26 de abril de 2010

Lunes de ceniza

Serán las cortinas
será el frío en los huesos
los trenes, las despedidas
serán todas las derrotas
las manos en los bolsillos
será que otra vez es lunes de cenizas
el fondo monetario, las deudas
los posillos, las migas
serán las trincheras de Bin Laden
los vidrios molidos, las calles vacías
la casa de espectros
los espejos, los recuerdos
será la tarde que muere en el ocaso
será este otoño
el corazón con olor a guardado
la tristeza como manchas de humedad
la pelusa del piso
el humo de tabaco
serán todos mis muertos
mis mártires, mis verdugos
el olor a remolacha
las alas entumecidas
la radio chiquita que satura un tango
el llavero, las baldosas
el lunes, el llanto…

jueves, 22 de abril de 2010

Ahora...


Saber que otra vez no

que me perdí en la espiral de ilusiones

en esa mazmorra bella de creer que si

de inventarte durante noches enteras

buena y linda

de calcarte en papeles inútiles con palabras

de dibujarte en el futuro sin razón aparente.


Ahora me queda la tarde del jueves

el café enfriándose en un rincón

las argollas de la cortina

el tiempo en un reloj

peste de alas quemadas

ojos cerrados, calles vacías


Ahora empiezan a arderme los ojos

el frío, el pecho

Empiezo a caer de nuevo

en la implacable realidad

de la pared sin cuadros

de las charlas con el árbol seco de la esquina.


Ahora nos volvemos realidad

cada quien en su mundo diferente

Exiliado yo de tu mundo

me voy haciendo lugar en el mío

vacío de todo

donde empezabas a asomarte como la aurora

donde empezabas a irte anoche

mientras te esperaba inútilmente.


Ahora hay noticias de barcos

que se pierden en el mar muerto

hay noticias de pájaros extraviados

hay noticias de suicidas en los puentes de las autopistas

tal vez sea yo

queriendo volver a la realidad


...

lunes, 19 de abril de 2010

Maldita almohada

Maldita almohada, muy maldita.
maldita sombra quieta, malditos libros que dicen maldiciones
maldita suerte de no encontrarte, de que otra vez te escapaste
que me duelas en los ojos y en el pecho
maldita rutina de que no aparezcas
Doloroso mundo que siempre espanta
cuando se sacuden los países y hay tormentas
hay familias que lloran y gente que duerme o muere en la calle
y hay trincheras, balas y guerrillas y yo me pierdo
porque no entiendo, porque me da vergüenza ser tan egoísta
porque cuando te veo todo se hace humo o pequeño dolor
y ahora que no estas no es nada
el mundo cuando no estas no es nada
Cuando me despierto de nuevo de madrugada
cuando el teléfono otra vez no me trajo noticias tuyas
Es que no se si te quiero
si te extraño o si te necesito o las tres cosas juntas
no se si estas, si te invente
si te encontré en una pintura y el artista estaba loco de remate
y enfermo de amor y por eso tus ojos son tus ojos
y el aire que se cuela entre tus dedos suele ser tan bello

Yo en cambio soy esto, incrédulo, desalentado
esperando, siempre esperando
sintiendo algo que no se explicar
porque yo también tengo mis guerrillas, mis trincheras
tengo ángeles heridos que mueren los lunes
y ratos largos en que te pienso, en el trabajo, el almuerzo
cuando me acuesto
cuando otra vez vos y dios no aparecen…

domingo, 18 de abril de 2010

Condena /2

Con una filosa navaja me cortare la lengua

se la arrojare a los perros, a los demonios de la noche

con hilos trenzados con hiedras venenosas me voy a coser los labios

voy a golpear mis dedos para no escribirte

y si es necesario me pincharé los ojos con oxidados alfileres

Para no ver mas tu foto, para no volver a ver ninguna

me golpearé la cabeza hasta expulsarte de mis ideas

demente me encerraré en un cofre con todas mis cosas que no son tuyas

Me iré por las calles descalzo pisando vidrios y hojas secas

con la almohada voy a asfixiar la imagen del espejo

por ultimo la sangre que manche la alfombra de sueños se secará

voy a desangrar este corazón que te reclama a gritos

jueves, 15 de abril de 2010

Hablando solo



















Las calles cubiertas del vapor de tu ausencia

han venido a decirme que no estas

que el rincón aquel de esa esquina no va a ser

que te perdiste entre la gente

que nunca mas buscaste

eso que creías tenía

que creí te hacia falta


Las veredas vacías de vos

tapadas de plumas y brea

de esta noche sin estrellas

de todas las veces

en que no dijimos nada

por miedo a perder

Por miedo a salir lastimados

por miedo del miedo


Ahora acomodo mis días

los limpio de esperarte,

de verte venir

de todo lo que casi fuimos

ahora te fumo de a ratos

o te desayuno y te rezo

cuando me acuesto de nuevo

con mis mismas palabras

me voy hablando solo

o como un barco

entre la espesa niebla

en la fría bruma


Una gaviota me acompaña

ella ya pronto se ira también


domingo, 11 de abril de 2010

Yo queria escribir la cancion mas hermosa del mundo... (mia)

.



No quiero tener sueños como raíces creciendo hacia adentro, siempre hacia adentro, quebrando la tierra de lo que soy, si mañana no va a existir la sombra y el cobijo de un árbol. No quiero que de nuevo pidas disculpas, no quiero este silencio de tumba, este infierno de domingo con cenizas en las manos y gusto a nada en la boca, no quiero tocarte las muñecas, creer que te retengo y sentir como te vas otra vez, como me vas acostumbrando a despedirme.


Se que tal vez sea un pesado, lo dije mil veces y al final me parece que me convertí en eso, quizás podría haber tenido un poco de tus besos con un buen argumento, con dos o tres palabras dulces, quizás tendría que agarrarte con mas fuerzas cuando te cruzo. Pero soy así, uso este escudo porque sabía que hoy al despertarme serias lo primero, antes que el calor raro de este día, antes que el dolor en el pecho, antes que el parlante que satura de la radio de mi viejo en el patio, antes que nada estarías vos, yéndote otra vez, por eso no hago nada, porque se que si te abrazo, seria imposible soltarme, en cambio vos ahora te estas despertando con gusto a otra persona en los labios, te estas despertando lejos mío, mucho mas lejos de lo que cualquier cartógrafo podría indicar, esta situación seria un desastre para un cartógrafo, lloraría de angustia, porque esto es similar a dos continentes que se mueven de sus lugares, porque esto es similar a un océano que de golpe se secó.


Porque así estoy ahora… echándote de menos, recordándote y dando lastima o espanto. Mi amigo de las estrellas me dijo que uno es responsable para siempre de lo que ha domesticado, por eso te hablo así, porque indefectiblemente una parte de vos me domesticó, una parte de vos me dejo esperando algo, colgado de solo dios sabe que cosa.


Tampoco creo que lo que tenés en los ojos (ese fueguito) se haya apagado, ya ves, mis dioses, los mismos que te crearon son tan fuertes, tan reales que sobreviven aun cuando yo intento matarlos, así invente mis dioses, así ellos te inventaron, o te vieron, porque repito que creo profundamente que existís y quemas. Porque siento el perfume de lo que sos todavía dar vueltas por acá, porque hay algo que hace que no pueda dejar de pensarte.


Por eso te escribo, con resaca, con dolor de cabeza, con un vacío en un lugar que no se ve pero se siente. Con todo lo que soy, siempre entero, poca gente me vio alguna vez así. Con una "I" tatuada en el pecho, grande como el idiota que soy, jodido y radiante como diría Mario, pensándote, sabiéndote diferente a lo que me mostraste en otro momento.


Y tal vez sea necesario tener esta cara de cárcel, de tren que cae a un precipicio, la misma cara que lleva los mismos ojos que no dejaban de mirarte en un café, que te extrañaban anoche mientras te volvían a mirar, porque ya no éramos los mismos, porque el mundo cambio drásticamente en 24 horas, porque pensé que la mala racha terminaría en esas dos o tres manos de póker, pero no, la mala suerte siguió hasta encontrarte, fue un milagro malicioso encontrarte y echarte de menos mientras te miraba…



.

miércoles, 7 de abril de 2010

Ansiedad...


Sentarse, acostarse, comer cada día

fumar, mirar por la ventana

esperar en la puerta, contar las monedas

desarrugar el pantalón y el alma

sacudir el polvo de todas las cosas

de la mesa, las cortinas y el corazón

hablar en la ducha, huir en la siesta


Hay calles y veredas, tapiales

en los que se muere el tiempo

y guitarras sin cuerdas que cantan

melodías tristes y verdes

somos estos, esperando

lamentando vivir en el presente

aceptando la realidad de que todo tiempo pasado, pasó


Hay soles que incendian y lluvias que no caen

hay unicornios y peces que mueren de sed

y plumas de ángeles que se extraviaron

hay tazas que estallaron de amor y de vergüenza


Entre todas las cosas estamos nosotros

con relojes y cuerdas

con espejos y serpientes y dosis de venenos

banderas blancas, sueños caídos, encadenados

andamos comiendo, rezando, juntando promesas


Como todas las ciudades, tenemos nuestros callejones

nuestros baldíos

tenemos las luces de las esquinas, y lunas de queso

tenemos lluvias de estrellas

y gente que reza, que no dejes de soñar

lunes, 5 de abril de 2010

Café...

Que me quieras un poco cuando abras los ojos

cuando estés por reírte en medio de la avenida

cuando no te asusten los automóviles

el terrible sonido de las campanas del mediodía

todo es tan lindo

Que me veas en cada cosa que ves, en la calle, en los árboles

en el viento del otoño que amenaza con robarle el sombrero

a ese hombre que lee en la plaza

que se toca todos los bolsillos antes de agarrar los anteojos.

todo es tan delicioso

Que empieces inesperadamente a dibujar letras con la cuchara

y se te enfríe este café con poca azúcar entre las manos

y sin darte cuenta empiece a aparecer yo en la taza

y deje de estar sentado frente tuyo, porque me voy un poco

porque sin darte cuenta me llevas a otro episodio

en el que la taza fría significo un final espantoso

y le empecé a tener miedo a las tazas de café

a las cucharas que revuelven lerdo.

todo es diferente,

somos diferentes, vos, yo, las tazas

cambiaron mil cosas, somos tan viejos

nacimos los dos en el siglo pasado, en otro milenio

por eso a veces nos cuesta tanto agarrarle el ritmo

hay que buscarse bajo la alfombra

hay que hacer todo nuevo, colgar otros cuadros

con tu risa dibujada en el vapor del café

volverme otra vez esa mezcla de estudiante y viejo

de chico que juega a la escondida

para verme en esa taza

en las hojas secas, en el cartel que dice café

en esta esquina...

viernes, 2 de abril de 2010

Así nos lapidaron



Te escribo desde este exilio que es la muerte
mi cuerpo sucio descansa en una isla lejana
vacío, con una expresión de miedo
mi patria fue usurpada por canallas
fue traicionada por cobardes
Me condenaron a ser un héroe
nadie me pregunto si me paresia bien
si me agradaba la idea de matar gente
Cambió el mundo y sus nativos
pero el tiempo es siempre tiempo
las epopeyas son siempre las mismas
los que cambiamos somos nosotros
tenemos el don del olvido, de la negación
así paso con nuestra hazaña de pequeños soldados
Es extraño este ajedrez, este juego de villanos
no se vieron los que la declararon
estaban ocupados en los palacios
tomando licores, celebrando
inventando una excusa, inventando un gobierno
Ahora me nombraran en las escuelas las maestras
se viene el tiempo de almanaques manchados
de misas de barrio
nos hicieron creer que era un partido
que nos podíamos comer al mundo
y los canallas se escondieron y así nos lapidaron

.