martes, 7 de diciembre de 2010

El pobre espera...

El psicoanalista, analiza al pobre

El filósofo, filosofa al pobre

El religioso pide por el pobre

El político le promete al pobre

El poeta escribe sobre el pobre


El pobre espera...



miércoles, 24 de noviembre de 2010

Si me dan a elegir


Si me dan a elegir entre la calma de la paz y la quietud que anticipa las guerras, si me dicen que es ahora o nunca, que es el silencio o tendré que romper los cristales a gritos, si no quedara lugar donde correr.

Si no tuviera mañana, si se caen los fondos monetarios, los bancos, si se abren los suelos de las ciudades, si no quedáramos mas que los espíritus, si no nos quedara mas que caminar entre sombras y muertos, si no quedaría perfume que distinguir, si nos obligasen a elegir entre ruinas y campos de sangre, entre atmósferas de veneno y mares de petróleo… si no quedase mas tiempo.

Cuando no existan mas glorias que esperar, ni ventanas, ni puertas que golpear, ojala me quede tu pecho y el descanso en tus brazos para saber donde esta el mundo


viernes, 12 de noviembre de 2010

Te regalo

Te regalo mis estaciones

el lento silencio de esperarte

las uñas que me muerdo

te regalo la violencia de cada golpe

a las puertas que nos separan


Te ofrezco los fracasos que me trajeron hasta aquí

el tiempo

ese caprichoso movimiento del universo invisible.


Mi fe también te la doy

la dejo a tus pies, camina sobre ella

te doy mis tormentas

mis torpes excusas

las monedas

los agujeros de los bolsillos


No gastes los besos

guarda un poco para cuando quieras besarme mañana

tal vez ya no tenga nada


sábado, 6 de noviembre de 2010

La mitad de mi

Por qué se me vendrá todo el amor de golpe
cuando me siento triste, y te siento lejana?

(Pablo)


La mitad del tipo que soy te extraña, la otra, en cambio, te tiene presente en cada momento. Viaja al trabajo y charla con vos, se queja del calor y de tu disfrute.

Al almuerzo le gusta mirarte los ojos grandes y lejanos en silencio. Te escucha la voz chiquita que dice dos palabras y es cruzada por una carcajada.

La mitad que camina con tu recuerdo, de noche se acuesta y te sueña, la otra… se aferra como un naufrago a su tabla en medio del océano, se aferra como el loco a su realidad de aves y peces, como el reloj a su tiempo…

viernes, 29 de octubre de 2010

Yo y mi manía de besarte los labios dormidos

Ahora que existo tan lejos, sin vos y el desayuno, sin el sol apenas por la ventana


Con estos ojos que no ven y el corazón que siente tanto y que tanto extraña, el repugnante olor a soledad que tiene en una casa sola con una sola cama, con dos vasos a la mitad en el centro de una mesa, la cena que se enfría y la muerte que se acerca


Ahora, la línea que separa el recuerdo con las visitas que hay que hacer, ahora, entre los abrazos y los choques en la calle, la caminata apresurada, yo al trabajo, vos a la facultad.


Ahora, yo y mi manía de besarte los labios dormidos, nos miramos como perros que quieren un mismo hueso, como hojas suspendidas en el aire sin saber bien que hacer… así supongo que te extraño…

miércoles, 13 de octubre de 2010

Calma

Fuimos la oscuridad, el silencio y la distancia

fuimos el final de un tango en la voz quebrada y borracha

fuimos un coro desafinado y lloroso

una carta a babel perdida en el océano

la calma, el cenicero en el piso


Un bar vacío a la siete en punto

un accidente en la avenida

siempre los huesos se quebraban

rechinaban los dientes


Fuimos la lluvia a la hora del té

migas de pan duro volando en las tejas

el ojo de la cerradura

las llaves perdidas


Siempre nos quedamos solos

cayeron las estrellas en el patio

nadie nunca salio a juntarlas…



sábado, 2 de octubre de 2010

Mujer que dice te quiero


Entonces cuando digo que ya basta, que me canse de esperar que se haga de día, cuando decido sacarme las alas mojadas y pesadas, cuando la sombra del árbol tomó la forma de fantasma entre la niebla, una voz diferente a todas las voces dice o escribe;

Vos sabes que te adoro y, aunque vayas a decir que no, no me parecen demasiado relevantes todas estas cosas… A mi me gusta estar con vos, escucharte hablar del Che, de religión, de tus miedos, de cualquiera de esas cosas que decís que son aburridas, me gusta hacerte cosquillas, que nos riamos juntos, ir por la calle agarrada a vos, tomar un helado, tener que cocinarte tres milanesas a las tres de la tarde (todavía no puedo creer que haya cedido!!), me gusta faltar a la facultad por estar con vos, me gustas entero! y me siento bien con vos…

Me río a carcajadas de mi mala suerte y de los análisis clínicos y empiezo a querer que me quieras, otra vez

viernes, 24 de septiembre de 2010

Destellos


Tantas veces… deje de ser yo tantas veces. Cambié de dios y de idea, cambie de ojos, sin cambiar mire diferente, cambie de ropa, de talle


Tanta lluvia ha caído hasta aquí, hasta este lugar en que hice y rehice mi historia, mi abanico de victorias, mis intentos, mis tristezas, los viajes de vuelta, las manos fatigadas.


Siento la vida estallar entre la palma de la mano y la corteza de un árbol, siento esa caricia tierna y privilegia, el aire en la cara, los destellos…

viernes, 17 de septiembre de 2010

Llanto disponible


Quiero recuperar algo.
Quiero y entiendo que es indispensable,
algo que tal vez nunca perdí,
entonces no se si quiero recuperarlo o descubrirlo
Solo me canse de la espera,
de la mancha de humedad en la pared,
metamórfica, desprolija
y aun así, siempre igual

Solo me canse de mi corazón y las tortugas,
las malditas tortugas boca arriba
Me canse del cigarrillo,
de esperar el remedio para la tos,
el limón en el té,
la dieta de fin de semana

Me canse y me canso de mí en el espejo,
en la cama, sosteniendo la mirada en el techo,
me canse de sostener el techo

Me canse de los puntos suspensivos,
de las comas por las dudas,
de los errores en todos los versos
y las haches siempre tan mudas
Me canse de la noche desestrellada,
del miedo a la muerte,
el olor a soledad,
del olor a llanto disponible

lunes, 13 de septiembre de 2010

Pesadillas

Estábamos dormidos en la misma cama y soñábamos muy cerca. Pensamos que era el mismo sueño, que alcanzaba con estar ahí, en le mismo aire, en la misma almohada.
Como era de madrugada nadie lo noto y estábamos separados, y en la cama crecía un río cada vez más grande, cada vez más bravo, más terrible, nos ahogábamos, nos apagábamos, no queríamos pero el río seguía ahí, entre el frío de la noche y el tic-tac del reloj.
Al final te despertaste sobresaltada sin saber donde estabas y ahí empezaron las pesadillas

domingo, 29 de agosto de 2010

Fuego


Somos fuego que se quema, lento, desprolijo.

Andamos por el mundo quemando y creciendo.

Sufriendo a veces el calor solitario de la noche, el calor incompartido, espíritu con forma humana.

Somos, apenas nuevos en el arte de vivir, de querer, de abrazar.

Somos el tiempo que trascurrió hasta aquí, la historia oculta de las guerras.

Somos los ojos, el abrigo del invierno, somos al sol, los que reímos.

Cantamos, enfermos de felicidad y de sueños

Somos fuego, desde el comienzo destinado a morir…

lunes, 23 de agosto de 2010

La buena suerte

Estar con vos me aleja de mis demonios, de mi miedo a la muerte, de mis tonterías, las indecisiones de mi edad, el carácter del clima.

Porque encontrarte lava las dudas y despeja los malos augurios, sacude el polvo a este viejo corazón, porque disparo contra el tiempo y el tiempo no se detiene y me siento tan torpe mientras te reís y dibujas sonrisas sin darte cuenta.

Caímos en la cuenta de las horas, de los cabos que no nos cerraban, nos daba cosa mirarnos y sentirnos tan cerca, sentir tanto fuego, sentir tanta vida derramada sobre los manteles, sobre las sabanas, desvelados nos vimos y no quisimos mas, por eso acá estamos, viéndonos, asechándonos, y coincidiendo también con las bocas.

Por eso no te perdono las ganas de verte, no te perdono el sabor a boca en la boca, mi cara de idiota en el espejo, el olor a vos en todas las cosas lindas. No te perdono mi amor creciendo como una enredadera a tus caprichos, no te perdono empezar a quererte y verme diferente y verte tan igual a los que siempre fuiste.

Por eso te quiero, porque no se porque te quiero y no me importa, porque un domingo te rapto y se te termina el juego y ahí empieza la buena suerte...



domingo, 15 de agosto de 2010

Antes que cante el gallo















Es que también soy torpe

tiendo a tropezar con las mismas piedras

tiendo a caer en a misma esquina

con los mismos demonios, los mismos fantasmas

Parezco triste o asustado

es que soy sueños y carne

con discos viejos y olor a cigarrillo

piedras golpeando en tu felicidad

ganas, un poquito de ganas de sacarme esta piel

no ser viejo a oscuras, muerto de frío, de ganas

no quiero mas negar nada antes que cante el gallo

no quiero mirar a un costado si estas acá en frente


martes, 10 de agosto de 2010

De vez en cuando


De vez en cuando me invade una tristeza similar a la muerte. Son los días que dejé abandonados sin vivir, sin querer arriesgar ni un gramo de piel, una gota de sangre, de llanto
Tengo tardes como guerras donde mueren los sueños, es el tiempo de la desesperación, va conmigo mi sombra, el aliento caliente, llevo una pesada mochila de desventuras
Voy, y soy un viajero sin rutas, de noche, en la niebla, cansado y sin historias, confuso, soberbio de verbos, de adjetivos.
Tengo agujeros en todos lados, en los bolsillos, en el alma, tengo música en los oídos, jaquecas y rabias, respiro un azufre amargo, el olor a cenizas del cenicero, los títulos de los diarios exaltantes. Soy mis manos ásperas, las caricias, el suspiro después de tu risa
Quiero ser, quiero, quiero… quiero llegar, amanecer, dormirme en los huequitos de los árboles, arder en las estrellas, mojar en la lluvia
Y tal vez soy y no me di cuenta, vivo desparramado en el aire, en los instantes, en las manchas de humedad, en los besos de anoche. Existo en los besos de anoche y ahora que no estas solo te extraño.

lunes, 2 de agosto de 2010

Ahora /2

Éramos los que fuimos y sin dejar de serlo el tiempo cambió, de a poco mi pieza se fue llenando de nuevos rituales, de charlas viejas con aires nuevos, se fue llenando de risas, de esperas.

Hay cuentas que salen por la ventana, hay pelusas y cabellos enredados en todos lados, hay almohadas y frases que van a dar al piso

Hay cosquillas y preguntas, tenemos guerras, las malditas guerras y tenemos canciones y películas que nadie ve, hay besos que se esconden.

Tenemos perfumes y calor de invierno, tenemos, nada tal vez, pero tenemos

La fría escarcha, el secreto y el desvelo, las cadenas que nos trajeron hasta acá

Lucho con vos y aunque no me ves, lucho porque te combatí y no quiero volver a hacerlo, lucho porque quiero el té y los mensajes en el teléfono y carteles de “te quiero” en cualquier lado



miércoles, 28 de julio de 2010

Crecer en la tristeza



Crecer en la tristeza, en el llanto, crecer sabiendo que hay algo mas, mutar, verse obligado a cambiar de piel, verse en el espejo, en el reflejo de la lluvia y crecer

Crecer en las manchas de humedad, en las tardes de frío, en el desvelo, crecer en la muerte, cambiar de estación, de andén y tomar otros trenes.

Tirar todo el lastre necesario, quemarse la frente con el sol del otoño, crecer en la búsqueda, no dormirse en el camino, crecer en el juego

Crecer en la nostalgia, sin cumplir años, en el silencio. Aprender a hablar con las manos, con los ojos, con las lágrimas, aprender a hablar con el silencio

Crecer con el corazón lastimado, no perder nunca la sabiduría de la infancia, no perder la luz, los románticos nos enseñaron a guiarnos con las estrellas, ellas saben el camino, crecer mirando el cielo

Crecer en la tristeza es también ser feliz



.

sábado, 24 de julio de 2010

Quisiste la tristeza









Quisiste la desgracia
la desdicha
quisiste mi amor
las tinieblas
el frío, la escarcha
quisiste mis miedos
la tristeza
el sórdido silencio
nunca importo
quien era yo
de verdad quien era
mis ideas, mi desvelo
quisiste la moraleja
el pan fresco
la nostalgia
mi discurso violento
la lluvia y las lagrimas
lo inútil, lo nefasto
la luz apagada
la media mañana impaciente
quisiste el eclipse de sueños
la música sin oídos
quisiste la ausencia
preferiste todo antes que yo
me alimentaste de sueños
de ganas, de nada

martes, 20 de julio de 2010

Paredes que hablan


Mientras la gente siga declarando el amor en las paredes y no la guerra en cuarteles, no todo estará perdido…





Me aterra la guerra, me aterra saber que un día el metal se posará sobre el verde, que el aire será surcado por el plomo caliente de las balas. Me da miedo saber que hay gente que tiene dinero como odio y poder, me da miedo las corridas nocturnas, los escuadrones de la muerte.

De noche los grandes me hacen llorar, no me dejan dormir, no me dejan soñar. Porque todos quieren pelear contra todos, fingen que hay que entender, que hay que aguantar, que hay que tolerar, pero en el fondo le arrancarían los ojos a todos; al jefe, al vecino, al empleado.

Hay venenos, hay muñecos, perfumes para perfumar mascaras, hay hambres y gente que muere en sus brazos, hay ocasos que nadie ve, y estrellas que caen por caer

Poco a poco amanece, en frente alguien escribe un muro

No puedo olvidarme de vos, reza la pared...


jueves, 15 de julio de 2010

Invierno













me equivoque, metí todo en la misma bolsa

el horario de trabajo

la mañana aquella

los cristales, tu reflejo

las manos que me ataron hasta aquí

los ojos que me alumbran

la leve brisa helada

todos los papeles incendiados

perdí los mapas y ahora

ahora no se si era un tesoro

una canasta con serpientes

no se si conducía al arco iris

no se si te escondías

ocurre que desperté solo

y dormía en un río

entre la paja y era invierno

ocurre que siempre

con vos era invierno

domingo, 11 de julio de 2010

Carta sin respuesta... (ella es un signo de interrogación)

Anoche éramos tan diferentes, no cabíamos en el mismo lugar, desconocidos, el mundo empezó de a poco a volverse cada vez mas nefasto, mas incomprensible, por eso es necesario que te escriba, tengo la tos de un viejo tuberculoso en la Antártida, fume tanto estos días.


Te parecerá extraño o extraordinario porque no me vez, porque yo tengo que cargar conmigo, tengo que levantarme, darme de comer, cepillarme los dientes y mirarme en el espejo y creer todo el tiempo que el mundo va a marchar otra vez de la forma que lo hizo un día, que un día vas a llamar por teléfono, que un día vas a querer saber de mi, que un día… y ese día no llega, y ya me estoy cansando de esperarlo, me convertí en un hongo, triste, apasionado, quieto


También tengo algo de culpa, creer que las cosas no salen por pura tarea del destino es ser un canalla, mentiroso, mentiroso como vos, una mentira de piernas y brazos largos y hermosos y siempre cíclicos, que vuelven una y otra vez de madrugada o en la siesta, también en el trabajo me hacen estropear todo, maldita mentira, dije maldita, miento, en realidad el maldito soy yo y mi suerte. Mi suerte que tiene en cambio patas muy cortas, llegan hasta acá nomás, casi siempre tropieza y se cae, juro por dios que es ella una de las principales culpables…


Te hablé de mi semana, sabes lo que es una semana en un loquero? Para tomar agua por ejemplo, no lo notas, pero tomar agua en plena vida cotidiana toma unos segundos, abrir la canilla, ver las burbujitas que la presión hace con el agua en el vaso, cerrar la canilla y por fin, saciar la sed, tomar agua como un loco es diferente, el agua hace un ruido espantoso en el vaso, no se llena nunca y cuando está lleno uno lo mira, le pide respuestas al vaso, quiere hablar con alguien transparente y no encuentra mas que agua, por fin uno la toma, pero transcurrió un tiempo relativamente largo en el que no pasó nada. Uno se acostumbra a hablar con un teléfono que no dice nada, no suena, está ahí juega a existir como la moraleja de un cuento triste y mal escrito, esta ahí, pero no existe. Y es domingo y ya son las dos y media y sigo tosiendo, parece que mis pulmones van a salir por mi boca, tengo los ojos colorados, es la ausencia de lagrimas, mi problema con los lagrimales, (ya empiezo a hablar pavadas) pero es así, siempre es así, por eso no se si te quiero o te odio o te extraño, sos una pregunta sin respuesta o tal vez soy un poco torpe, (no mucho, un poco) y niego las respuestas que no me gustan


Todo el mundo me dice que tengo que dejar de pensar en vos, que tengo que tratar de ser feliz, que tengo que olvidarme, pero como olvidarme si sigue sonando en mi cabeza que íbamos a volver a hablar, me dijiste que te avise, que podíamos volver a hablar, pero anoche ni me reconociste o mejor dicho me conociste pero me evadiste como si te fuese a golpear, como si yo buscara otra cosa, yo busco entender algo, busco la luz, ya te lo dije; el tiempo es corto, tenemos hacer las cosas lo mejor posible, me preocupan las bombas en Medio oriente, pero también me preocupan las otras, las que son como tus piedras, tengo acá tus dos piedras, las que me regalaste, por favor no me vuelvas mentira, así el tiempo se vuelve largo, es similar a la muerte y no quiero estar muerto, ya voy a tener tiempo para eso algún día, pero no hoy, no me lo merezco.

No quiero llevarme todo el veneno que tengo en la boca, estoy a punto de tragarme tu veneno, de desaparecer de la tierra, tal vez sea demasiado tarde y ya deje de existir y no me doy cuenta, me cuesta tanto darme cuenta de algunas cosas que los demás entienden enseguida, tampoco quiero que seas la crisis de los domingos, no quiero acomodarte como al resto de las cosas en un lugar señalado, no quiero señalarte, no quiero, porque no es inevitable como la tormenta que amenaza y no va a dejar ver el eclipse que prometen en la TV.


Voy a dejar de escribir, me arden la punta de los dedos, se me cayo toda la ceniza del cenicero, mi espacio es espantoso, es como un tema tocado con una guitarra a la que le faltan las cuerdas y está desafinada y la verdad… la verdad es que no quiero recordarte así, como a una guitarra mal afinada y rota, no quiero empezar a recordarte.


sábado, 10 de julio de 2010

Loco


Vivo en un loquero

Todos miran el techo

el piso, las paredes,

(hablan con las paredes)

o en su defecto

con una ventana

así es todo los días

así son las noches

el tiempo pasa lento

como en la guerra

esperando otra vez

siempre esperando

poco tiene que ver mi rutina

con la rutina de los demás

resisto entre los turnos

de una mano de ajedrez

resisto en la niebla

en la espesa visión de un ciego

creyendo que en algún lugar

unos pasos más adelante hay algo

con miedo de chocarme la frente

de tropezar en la ceguera

de no saber de vos

de tus tiempos

de tus guerras

de vos

lunes, 5 de julio de 2010

Del verbo tener


Tengo algo genial por dentro, es una suerte de suspiro que no logro sacar del todo, se queda ahí… entre los pulmones, se queda ahí y me acompaña

La tristeza, la profunda tristeza de no tenerte labios afuera, de no encontrar que lunar perdido será mi preferido, que lunar me traerá recuerdos dulces de noche.

Tengo tantas ganas de sacarte de esa foto, de vencerte en esta guerra de orgullos infantiles, tengo tantas ganas de saber de vos, de tu frío, de encontrar en tu ventana la luz del mundo afuera, de encontrarme dentro de tus ventanas.

Tengo nostalgia de ese universo bajo tu oreja, detrás del pelo, ese rincón secreto con el que sueño. Y sueño también cosas tontas, sueño con chimeneas, con faros, con relojes despertadores que no funcionan y gracias a dios, no funcionan. Sueño que te tengo de nuevo entre los brazos.

Y si te tengo de nuevo entre los brazos?

viernes, 2 de julio de 2010

Dejás...


Ya ves… el riesgo era tan inevitable como necesario, porque esta vez dije basta, porque llego el tiempo de puntos finales, de la memoria, de la antinostalgia, de creer que si, que se puede, que el eco no es fiel amigo, no dice nada, solo repite.

La memoria en cambio, es a veces mas despiadada, no repite, muestra desde lejos, cada vez mas de lejos, es como un espiral la memoria, que gira y se aleja de lo sucedido y así las cosas se ven desde otros puntos de vista, mas claro e inevitable y dolorosamente, mas lejanas

Y si, tal vez nos esquivamos porque decir algunas cosas dolía mucho, en un lugar que no queríamos que duela, nos dolían en el orgullo, quisimos cuidarlo, quisimos preservarlo, quisimos, quisimos y no supimos querer, el orgullo se volvió caprichoso e independiente, aplasto todo lo que casi una fue una tarde, no dejó un árbol en pie, no dejó una ventana, una vela para alumbrar, no dejó nada.

Pero si hubieses asomado las ganas, por dios si las hubieses asomado a mi puerta, a mi calle, donde siempre llovió en invierno, donde siempre estuvo la luz diminuta para que la veas muriendo, si nunca me viste tirando manotazos de ahogado, ese que se ahogaba era yo, me ahogaba en vos y vos cada vez mas embravecida, mas tormentosa.

La culpa no fe esencialmente tuya, la culpa, la esencia de la culpa fue del espacio y el tiempo, si, si. Esos dos se descuidaron y nos chocamos, y después a perderte, a renegar de mi suerte (torpe suerte), a buscarte en una niebla oscura y pesada, a no saber nada de vos

Ahora el almanaque pide tachar los días pasados, implacable dice que no, pone la negativa como único pasado cuando tengo que hablar de vos. Pero sigo hablando de vos ¿Sabes que pasa si no lo hago? Si no lo hago te quedas acá, sentada entre todas mis formas, te vas quedando y así, inmóvil te arrastro con todas las cosas y te convertís en un fantasma. Te convertís en lo que siempre temí que seas, vas tomando la forma de un fracaso.

Y hablo de vos porque te quiero, o porque quiero quererte, o porque pienso tanto en vos interminablemente, repito tu nombre para dejar de pensarte, para dejar de fumarte, de tenerte en el estomago, y en la almohada, en el semáforo en rojo, a cada hora. Repito que no, que nunca me quisiste y así duele cada vez un poco menos, dejás de doler en mi historia, dejás…dejás.

lunes, 28 de junio de 2010

Desintelectualízate

Así como el humo del tabaco, como el vapor del café… donde van los sueños cuando ya no se ven?
La psicología, los grandes intelectuales mezclan los sueños con palabras como: metas, objetivo, deseo, realidad, materialización. Los sueños son sueños, son para ser soñados. No hay mayor tristeza que intelectualizar la vida, los sueños son minúsculas excusas para seguir un poco mas allá, imaginar lo que está después del ojo de la cerradura, los sueños son el final del libro, ese libro que, por mas que se lea y lea a toda hora nuca, (y gracias a dios) se termina.
Instantes, como todas las cosas que hacen a la vida, eso son los sueños, instantes en los que inventamos un mundo a nuestra imagen y semejanza, en los que queremos ser dioses perfectos en un mundo de hormigas, nos preparamos para una alegría, para una victoria, un ejercicio del corazón, la manera de mantener alerta el alma. Tal vez sea cierto y los sueños la mayoría de las veces se nos escurran como agua entre los dedos, se pierdan como el caudal de un arroyo que desemboca en el mar, se pierdan en la cuenta de las cosas que hay que hacer, en la rutina tonta y acomodaticia y así se transformen en la nostalgia, esa mirada a los espacios vacíos, esos suspiros en las escaleras mecánicas, en el embotellamiento de la tarde mirando el semáforo.
Nunca sabremos a donde van los sueños cuando desaparecen, cuando dejan de vivir, en que parpadear o con que lagrima se caen, nunca, por mas vueltas que se le de al asunto, ni siquiera sabemos de que están hechos, como empezamos a forjarlos, como se meten en la almohada, como se cuelan entre las fechas del almanaque.
No quiero pensar que mis sueños son tontos, que mis sueños son sublimes, realidades posibles, realidades a medias, no quiero intelectualizar la pasión de cada día, envenenarme de definiciones complejas, confío el resto de mis días a mis sueños, confío que así seré un poquito mas feliz

sábado, 26 de junio de 2010

La puta y el borracho


Cuenta la historia, (esta historia) que ella era una puta triste, tierna, hermosa. Cuenta que el borracho la amaba en secreto y no podía encontrar esa belleza en los ojos de su mujer por mas paliza que le de, no podía. Cuenta que se encontraron una noche que pudo ser fría, más fría que la escarcha de los arrabales, o pudo ser una noche caliente de enero mezclada con el vapor del río mas caliente que el infierno en el que vivían, donde se enamoraban cada vez mas en un amor sucio y prohibido y lleno de flores de noches de sapos, de olor a humo de tabaco muy negro, de whiskys malos, de cabaret de mala muerte.


Así el amor crecía, deshonrado, impune. Una puta, un borracho, el olor a sudor nocturno, a sexo cansado, a hijos que nunca podrán nacer, a raíces de inmigrantes, de esclavos, violaciones, nace un amor del odio, de la bronca, de las palizas de noche, nace oscuro entre el incienso pecador. Sin nombre todavía


La puta se acerca al borracho, no se dicen nada, no se miran, se tiene miedo, se tiene rencor, se tiene pasión y compasión, se tiene el uno y el otro en el cabaret y las luces rojas y el humo, el vapor del whisky muy malo, pésima bebida que los hace valientes enamorados, que se arrancan las ropas y se tocan las pieles sudadas y hermosas y negras.


Cuenta que de fondo en un rincón alguien toca un instrumento fúnebre, y la melodía es triste, los dos ahora son un espectro en medio del saloncito que se mueve de un lado al otro apoyándose entre si, devorándose entre si, como si salieran de ese mundo inmundo, simulan un desinterés imposible y se balancean y recorren ese minúsculo mundo que hicieron, ella apoyada a el, el le envuelve la cintura y se aman en secreto, un secreto que esta dando a luz al siglo que nace…


Los europeos de la alta sociedad que de pasión no saben nada, dicen que esto es un baile de salón y que se llama tango.


martes, 22 de junio de 2010

El corazón ante todo...




Voy a extrañar algunas cosas cuando me vaya
el olor de la ropa recién planchada en invierno
alguna tormenta de verano
el lento despertar de las tardes de siesta
el latir del corazón cada vez que me enamoro
todos mis jóvenes y dulces pecados
el sabor a piel de mujer transpirada
su espalda, su ombligo
la yema de sus dedos

Voy a extrañar el mundo a través de las ventanas
las casas, los espectros
los musgos de la calle, el olor a humedad
a libros viejos, la luz de las velas
el corazón ante todo

Voy extrañar mi miedo a la muerte una vez muerto
el beso de la tierra en los pies
todas las veces que no lloré y merecía hacerlo
los almanaques, el agrio sabor a la derrota
las luces del tren, cantarle a la luna como los perros
escribir cartas repletas de errores de ortografía
el corazón ante todo

Voy a extrañar mi profunda soledad
la braza del tabaco, el viento en el campo
las luces de la ciudad en invierno, la niebla de otoño
voy a extrañar temblar frente al fuego
por dios cuanta belleza ya no será mía
cuantas gotas caerán de la canaleta oxidada
sin ser vistas por mi
cuantas hojas del árbol se van a desprender
sin ser paisajes míos

Voy a extrañar estirar los brazos
mirar para arriba y ver luz, luz, luz
el freno de los autobuses
las autopistas vacías, el sonido de la marea subiendo
voy a extrañar la inmensidad de una vida pequeña
las cafeteras, los dedales
un botón, las cajas de fósforos
el corazón ante todo...

sábado, 19 de junio de 2010

Un par de sueños



Anoche soñé con vos, estábamos en una librería, bailábamos una canción de Herbie Hancock, la gente se escandalizaba y nos miraban feo, bailábamos muy mal pero eso nunca nos importo, después de todo fue todo lo que hicimos siempre, bailar mal.


Sueño con vos muy seguido, y esto no es nada sorprendente. A veces sueño que estamos en la calle, que vos estas mirando hacia abajo con un par de sandalias en las manos como la primera vez que te vi… ya no recuerdo si te vi o me viste, pero en el sueño es diferente, vos sos real, suena ridículo no? Que seas real en los sueños y en la realidad seas otra cosa. Una luz tal vez, podría decirse, si, que sos una luz, sucede que el tiempo pasa rapidísimo, que un día estaba yo siendo un chico y después era ya grande y estaba destrozado por dentro, inanimado o roto y era un bollo en la cama muerto de miedo pero parpadeé una vez y estabas vos, sentada y todo era diferente, la ciudad, el clima y yo, yo era un fueguito sabes? Ese fueguito ardía y ardía por vos. Pero todo se complicó porque las cosas no eran como pensaba, porque no nos cruzamos nunca, fuimos un error, un malentendido, la conjunción de de mis demonios y tu luz y mis ganas.


Y el tango y la lluvia siguieron cayendo tristes en algunos lugares y nos confundíamos cada vez más y nos estrellábamos contra la realidad cada vez mas grotesca, cada vez más solos y tristes o alegres olvidando, mientras el río seguía pasando bajo el puente y las noticias, las malditas noticias de la economía que se cae todo el tiempo, que desbarata las capitales del mundo.


Parece todo terrible no? Mirándolo así parece que el mundo se nos callo encima, que se murieron todos los dioses, que se apagaron todas las luces, pero cometemos un error y hay que remediarlo, por respeto, por memoria, porque lo merecemos, porque el mundo no puede quedarse vacío por un simple error de coordenadas, porque nos confundimos, porque nos quedamos callados en países diferentes en los momentos que teníamos que gritarnos a la cara. No podemos condenarnos a la horca de la historia porque pensamos que tal vez. Debemos recuperarnos, armarnos y elevar a la esperanza mas allá de la nostalgia, tenemos todavía una fragilidad que reclama a gritos por lo suyo, tan adentro que cuesta escucharla, y aunque no sea tu dueño el amor no merece ser enterrado en el cementerio de lo imposible.


El orgullo y la arrogancia, tanta soberbia no harán mas que dejarnos así, solos en nuestras entupidas soledades, tiempo al tiempo y ceniza a la ceniza, ya ves… somos tan frágiles como cristales a la intemperie y nunca tuvimos en cuenta esto, es tiempo muchacha de dejar atrás los errores, aunque cueste pedir a gritos y llanto disculpas, después de todo el que pide disculpas también esta pidiendo compresión y sabiduría ganada del error reconocido, seamos hoy los valientes y arriesgados que intentan salvar el amor fugaz de estos días y así estaremos salvando mucho mas que un par de sueños…




martes, 15 de junio de 2010

Hongos




Nosotros los hongos
muriendo de frío
de calma en los pies
en los patios abandonados
en las paredes viejas
hongos, hongos, hongos
tristes, quietos
callados, frágiles
viniendo de la basura
de lo que olvidaron
en las tumbas
como muertos
en las lapidas
las mesas de los bares
mojados por el rocío
viviendo la desdicha
la naturaleza muerta
mas muerta
vacíos de toda belleza
llenos de nostalgia
de un perfume olvidado
como nubes negras
como manchas
dejadas por nada

...