sábado, 5 de diciembre de 2009

Se que no debo

...
Perdón por quererte tanto
perdón, se que esta mal, que no debo
que nunca debí
perdón si ahora dudas
no dudes, no es necesario
si el amor no nace, no es culpa tuya
en todo caso la culpa fue mía
Perdón si mis dedos torpes no supieron articular una guitarra
perdón, no fue mi intención estar tan lejos
pido perdón por la verborragia
por quejarme del calor, de los horarios
por verlo todo diferente
que torpe, no soy como la gente, veo todo diferente
Perdón por reír tan poco,
por cargarte el peso de mis únicas sonrisas
Perdón no quise encarcelarte
pido perdón por estas ganas de tu vos al teléfono
perdón por no encajar en tu familia
yo quería encajar y no encajamos
ni adentro tuyo encajamos
No te preocupes, no es nada
pero que ganas de tu vos al teléfono
y que llueva y te diga que te extraño, cuanto te extraño
perdón por extrañarte
por no enseñarte, por ser tan poco
perdón por no dejarte y obligarte a estar pendiente
perdón por estar tan pendiente
por revisar las calles, y las cosas y buscarte
sabiendo que no estas y seguir buscando
Perdón por creer en los milagros
por ser tan torpe, por el llanto de domingo
por el dolor de estomago los lunes, por no probar bocado
no es culpa tuya que yo sea tan poco,
Seguro podes querer, no dudes de eso
ni por instante dudes de eso
que no corran lagrimas por tu mejilla
perdón por ponerte triste no me hagas caso
perdón por mi peinado , por ser callado, por el olor a tabaco
y aburrirte, y no tocarte la guitarra como tocan los amantes
por no estar acostumbrado a querer tanto
...

11 comentarios:

  1. "perdón por extrañarte
    por no enseñarte, por ser tan poco"


    Se que no debo, pero si me dejan, seguiré mordiendo (con delicadeza...) la mano que me da de comer...

    saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Muy dulce tu poema, aunque me dejó como triste...Me immagino un hombre arrodillado en una alfombra con la cabeza baja miando algo en el piso, solo, con algún violín de fondo o quizás algún saxo, quizás alguna sombra de una mujer parada a unos metros,sólo la sombra, ninguna mujer. Ese algo que mira es un teléfono de los de disco, totalmente desconectado, tirado en esa misma alfombra. La sombra sigue quieta.
    Excelente poema.
    Cariños!

    ResponderEliminar
  3. "No es culpa tuya que yo sea tan poco"
    ¡Oye! ¿Pero cómo está eso de que eres tan poco?
    Tú eres un GIGANTE, y vales. Vales muchísimo, Miguel. No te lastimes así.

    ¡Muá!

    ResponderEliminar
  4. No hay que pedir perdón por eso!!!

    Un abrazo y fuerza que hace falta tiempo nomás...

    !

    ResponderEliminar
  5. No hay que pedir perdón por eso tío! Seguro que vales mucho!

    Cómo está tu domingo?

    Un besote y un abrazo inmenso de oso.

    ResponderEliminar
  6. Bueno, me alegro por ti!... Lo mío no tan bien, pero ya falta poco para terminar!

    Un besote.

    ResponderEliminar
  7. "gracias por todo y perdón por tan poco"... eso lo decía un profe al finalizar la secundaria...

    con este poema mig, has de llegar al punto sensible del corazón... me gustó^^

    Saludetes por aquí!!
    que andes de maravillas Mig!

    ResponderEliminar
  8. es cierto lo que dice la siberiana. para que escribas esto es q eres grande. aunque sí, te entiendo, a veces el amor o el otro nos hace sentir pequeñitos. pero ánimo q para amar y enamorarnos debemos ser gigantes.
    abrazo!

    ResponderEliminar
  9. Freud diría que cuando estamos realmente enamorados nuestro yo queda empobrecido, porque idealizamos al objeto amado engrandeciéndolo...nuestra libido inviste totalmente a la persona amada, y eso nos hace sentir pequeñitos...

    ResponderEliminar
  10. Voy leyendo y me voy quedando sin palabras. La forma es lo de menos, aquí lo importante son las palabras.

    ResponderEliminar