jueves, 31 de diciembre de 2009


De vuelta, lleno de anécdotas, lleno de fotografías, de recuerdos estoy de vuelta… vacío también, pero vacío de otras cosas. Entre mis cosas volvió mi cuaderno repleto de palabras tristes y alegres, repleto de sal, de Patagonia, de dibujos, de errores ortográficos.
Y volví errante, confundido y acertado, quemado por el sol y el mar. Pero también volví feliz y enamorado de esta felicidad, de tanto buscarme de a ratos me encontré y supe abrazarme a la orilla del mar.
Volví también con la certeza de que siempre se puede, con el final de un libro al que le tenía pánico por quien me lo regalo y descubrí que no era tan terrible, que ya esta, que es pasado, que es nada, que depende de mí que no sea nada y al final, el libro no era tan bueno.

jueves, 24 de diciembre de 2009

tus ojos

.
uno siempre se repone
y ahora de nuevo, volvió otra persona a acompañarme
mientras me duermo
a hacerme preguntas a traerme dudas, a traerme certezas
a reírse, a tocar el piano
a incendiar la madrugada con ese fuego que le sale por los ojos
ojos tristes pero hermosos
y cuento otras cosas, ya no mas los días de ausencia
ahora estoy contando las calles que nos separan
los horarios de visita, de trabajo, de descanso
así estoy
el mundo se llena de magia de a poco
y el jardín desencantado tiene nuevos brotes
y podría decir mil cosas sobre todo lo que pasa
podría abundar en las naderías de lo cotidiano
podría decir que me quedo cada tanto con ganas de saber de vos
y ya te estoy hablando a vos sin pensarlo
y tal vez este un poco triste porque estoy tan solo
que difícil hablarte en estos días
radiantes y enfermos y tan solo
estoy tan solo y no puedo llamarte, por que no puedo llamarte?
tan pobre, tantas cosas me faltan para merecerte
y al final no se si es bueno o malo preguntarme
pero eso no importa,
en un rato estarás de nuevo
sentada en mi pieza jugando con todo
con el polvo del olvido, con las paredes despintadas
incendiándome la madrugada
si supieras del brillo incandescente de tus ojos
el fuego de tus ojos tristes,
ojala mañana aparezcas de casualidad
ojala y preguntes por mi, por mi pobreza y mi cadena de sueños
ojala mañana preguntes por mi
.

sábado, 19 de diciembre de 2009

Siesta y lluvia



Tenia ganas de decirte algo,
no se de donde nace esa necesidad,
supongo que será la lluvia,
ese lindo regalo de la siesta que oscurecía las terrazas de las casas,
con el reflejo plateado de las nubes
y regaba los techos de los autos y los pastos de las casas viejas en el barrio,
un hombre en tanto miraba el agua como caía por las canaletas
y buscaba algo en los dinteles de las puertas
y que lindo regalo la lluvia.
Y no se, me dieron ganas de decirte algo,
mientras miraba al hombre que parado tomaba su mate
y le tiraba la yerba a una maseta vieja,
de verte tal vez reír y ese brillo de tus ojos tiernos
Se que no existe un lazo que nos una,
una cuestión que me lleve hasta tu puerta
y me imagino como seria llegar hasta tu puerta
mojado por esta hermosa lluvia que me cae del cielo
y me hace pensarte, colgado,
colgado de los cables anda un pedacito de viento
que remonta algo invisible y lo miro,
como los perros que esperan que pare el agua,
asi lo miro y le busco el olor al aire,
olor a tierra mojada a campo recién amanecido,
nostálgico pero lindo.
Así es a veces la siesta de diciembre,
yo nunca escribo, o sueño, o miro los cables en diciembre,
casi siempre estoy esperando que venga el año nuevo
y limpie las cosas malas del viejo,
pero acá me tenes,
pensándote en diciembre
revisando recuerdos, fotos viejas, amigos, familia
cosas de todos los días…
ya vas sabiendo de a poco que me gustan las cosas de todos los días
que me pierden las cosas complejas
que lo simple es mas bello, siempre es mas bello
porque viene de la nada, y se hace todo
como la lluvia esta, de la siesta, que de a poco se hace calles húmedas
y olor a tierra mojada, autos brillantes y gente que camina rápido
y ganas, que ganas de verte en esta lluvia de la siesta
.

domingo, 13 de diciembre de 2009

informe de situación


Esta noticia no es tan terrible,
lo que quiero decirte es otra cosa,
es que no pensaba encontrarte así,
imaginate yo cansado, jodido,
enfermo y borracho,
maldiciendo al sol de la mañana
y el calor
y la bulla de la masa que salía de los bares
deleitada y abrazada
caminando a ningún lado
no es que quiera hacerte un mundo de algo que no existe,
no… la cosa es diferente,
la cosa tiene que ver conmigo,
con mi miedo de quedarme ciego
de no ver mas nada
sucede que hubo un tiempo de adioses
un tiempo de desencanto para todo
enfermo, ardiente, innecesario
pero apareciste vos y tu fueguito
Y la cosa es así, no se que tendrá que ver todo esto pero…
Son mis ganas de soñar viste,
me devolviste las ganas de soñar
Te metiste en mi cabeza y te sentaste en mi cama
Y no me dejaste dormir de noche
Y mientras Piaf y Aznavour cantaban…
descorazonados cantaban “La boheme”
vos jugabas en un rincón de mi pieza
o tocabas el piano
pero no quiero que te asustes
esto tiene de cotidiano lo mismo que los bancos de la plaza
que la terapia de los cordones y la siesta
esto es normal, esto que no se que es
esto me devolvió las ganas de reír





.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

Sobre las ideas

Estaba yo esa tarde contando baldosas con los ojos y tratando mal a la calle con cascotazos pateados, la calle tenía una brisa ligera, era como que ni se notaba, se mezclaba entre las muchas gentes que caminaban a ningún lado
Ahí estaba yo pateando cascotitos y contando baldosas. Y preguntándome alguna tontería sobre quien sabe que cosa.
No tenia papelitos en los bolsillos, siempre llevo papelitos en los bolsillos por si me cruzo por el camino con alguna idea y se le vienen ganas de seguirme, las ideas siempre me siguen, no se porque me elijen... yo les pregunto porque me elijen y no contestan, solo me siguen, son como los perros esos que nadie sabe de donde viene y a donde van pero te siguen los pasos unas cuadras moviendo la cola y oliéndole el lomo a la vereda. Les explico que no hace falta pero insisten en seguirme.
Esa tarde una de las ideas me sonrió, me miro a los ojos y me sonrió, yo estaba sorprendido de que una de las ideas me sonría, mire a la gente de la calle para que me expliquen que pasaba, estaba desorientado.
La idea no decía nada me miraba y se reía de mi que no tenia papelitos en los bolsillos. Creo que movió la cola y es que era una idea medio perra y se pego la vuelta sobre sus huellas entre el tumulto, tuve ganas de correrla pero era inútil, no tenia papelitos y lápiz para escribirla
Hay ideas de todo tipo, ideas locas, alegres y tristes. Algunas saltan y se te meten en los bolsillos y es imposible sacarlas y después están las que vienen solas de noche y se te meten en la almohada y no te dejan dormir, igualmente las más frágiles y necesarias son las que se te cruzan por la calle como esta idea perra que me dejo necesitándola
De ahí que invito a todo el mundo llevar lápiz y papelitos en los bolsillos por si ven a esa idea, si la ven mándenle mis cordiales saludos

sábado, 5 de diciembre de 2009

Se que no debo

...
Perdón por quererte tanto
perdón, se que esta mal, que no debo
que nunca debí
perdón si ahora dudas
no dudes, no es necesario
si el amor no nace, no es culpa tuya
en todo caso la culpa fue mía
Perdón si mis dedos torpes no supieron articular una guitarra
perdón, no fue mi intención estar tan lejos
pido perdón por la verborragia
por quejarme del calor, de los horarios
por verlo todo diferente
que torpe, no soy como la gente, veo todo diferente
Perdón por reír tan poco,
por cargarte el peso de mis únicas sonrisas
Perdón no quise encarcelarte
pido perdón por estas ganas de tu vos al teléfono
perdón por no encajar en tu familia
yo quería encajar y no encajamos
ni adentro tuyo encajamos
No te preocupes, no es nada
pero que ganas de tu vos al teléfono
y que llueva y te diga que te extraño, cuanto te extraño
perdón por extrañarte
por no enseñarte, por ser tan poco
perdón por no dejarte y obligarte a estar pendiente
perdón por estar tan pendiente
por revisar las calles, y las cosas y buscarte
sabiendo que no estas y seguir buscando
Perdón por creer en los milagros
por ser tan torpe, por el llanto de domingo
por el dolor de estomago los lunes, por no probar bocado
no es culpa tuya que yo sea tan poco,
Seguro podes querer, no dudes de eso
ni por instante dudes de eso
que no corran lagrimas por tu mejilla
perdón por ponerte triste no me hagas caso
perdón por mi peinado , por ser callado, por el olor a tabaco
y aburrirte, y no tocarte la guitarra como tocan los amantes
por no estar acostumbrado a querer tanto
...