viernes, 13 de noviembre de 2009

Donde el ojala

.


Nos cruzamos una vez en el universo del ojala.
Nos tomamos de la mano.
Nos asustamos, nos jodimos
nos hicimos burla, nos hicimos el tiempo
andábamos descalzos, andábamos con ganas
andábamos corriendo, andábamos sin prisa.
Entonces nos hicimos caricias, nos hicimos cenizas
nos desentendimos, nos esquivamos
nos vengábamos, nos corregíamos
nos dijimos, nos quedamos callados
nos pedimos permiso
nos descargamos, nos hicimos oídos sordos
nos hicimos labios apretados, corazones infartados
nos reclamamos, nos predijimos, nos prepensamos*
nos inventamos, valientes, nos aturdimos
cobardes, nos ocultamos.
Nos llamamos, a gritos, porque no estábamos
andábamos en el universo del ojala
Sin relojes, acorazados, con musgo
con olores, con colores, con días nublados
contando cascotazos, contando intenciones.
Como quien no quiere la cosa
nos explicamos, nos excusamos
nos soltamos las manos,
nos reventamos contra el piso, contra las paredes
contra el orgullo, contra la realidad
y no quedo mas y nos dejamos.
Nos convenimos y nos soltamos de la mano
en el universo del ojala

8 comentarios:

  1. prepensamos* no la busquen creo que no existe pero me copo como sonaba y si nadie le dijo nada a Arjona por el “si camuflajeado” sabrán perdonar esta
    Además a julio le gusto como quedo, sino se habría quejado

    ResponderEliminar
  2. Fantástico Mig.
    Perdonado el neologismo, a Arjona habría que decirle de todo por muchas más cosas, pero bue, pobre tipo pseudo sex simbol machista "camuflado" en un romanticismo hipócrita y tendencioso. En fin, hecha la catarsis contra este ser.
    Muy bueno tu poema, me pareció hermoso. No sé si esto lo hiciste a propósito o si tu talento es innato y no lo notaste, pero... ¿Probaste leerlo al revés, de abajo hacia arriba? Hacé la prueba y fijate que buena que está esa polaridad entre lo que querés decir y cómo invertirlo. Me encantó.
    Cariños!

    ResponderEliminar
  3. WOW! de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba! genial!

    pd:gracias!

    ResponderEliminar
  4. "Sin relojes, acorazados, con musgo
    con olores, con colores, con días nublados
    contando cascotazos, contando intenciones."


    Las intenciones cambiantes de este mundo, que lo mismo te sube a la montaña de la gloria, que te estrella en la pasavidad de una planicie desértica...

    Saludos y un abrazo

    ResponderEliminar
  5. "...nos reventamos contra el piso, contra las paredes
    contra el orgullo, contra la realidad
    y no quedo mas y nos dejamos"

    La fortaleza de todo el poema - pero rescato estos versos por la imagen instantánea en mi cabeza - es para aplaudir.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. "Nos convenimos y nos soltamos de la mano, en el universo del ojala"

    Y nos soltamos la mano.
    Y me soltaron la mano...

    ResponderEliminar
  7. Gracias, muchísimas gracias. Se que en momentos como éste ni lo que yo te diga ni lo que vos me digas puede hacernos salir adelante, pero al menos nos apoyamos, ¿no?
    En serio...te estoy profundamente agradecida, por haberme leído, por hacerme sentir menos sola, por reflexionar conmigo, por hacerme sentir que me entendés.
    Me quedé pensando en que es cierto que a todos nos toca estar de este lado alguna vez. Yo rompí todos los corazones que alguna vez me amaron...y ahora me lo están rompiendo a mí. Es insoportable la sensación de vacío. Pero yo a todo esto siento que ya lo viví...ya sufrí cuando dejé ir a una persona y con el tiempo me arrepentí. Siento que ya viví este dolor, esta ausencia...y no quiero volver a encerrarme medio año llorando en una habitación, alejandome del mundo, muriendo en vida.
    Espero que el tiempo cure las heridas. Sabemos que las secuelas van a quedar, los amores de este tipo nunca se olvidan. No nos estanquemos tan solo en el dolor, sublimemoslo escribiendo...desahoguemonos mutuamente...pero no dejemos que esto acabe con nuestra vida, que trabe el resto de nuestras relaciones sociales.
    Lloremos cuando tengamos que llorar. Recordemos cuando tengamos que recordar. Pero que los recuerdos no se vuelvan una tortura constante. Refugiemonos en todas aquellas cosas que nos hacen sonreir, sigamos adelante.
    Quizas la vida con el tiempo nos de la posibilidad de volver a empezar. El amor es asi...a veces mata por dentro y no hay nada que podamos hacer para remediarlo. A veces nosotros matamos y ¿qué podíamos hacer? ¿fingir sentir cuando no sentiamos? Bueno, pensemos que la persona que ahora nos está abandonando no puede fingir algo que no siente. A todos nos toca alguna vez...estar del otro lado.

    Una vez más...gracias, profundamente gracias.

    ResponderEliminar