viernes, 27 de noviembre de 2009

Mátame amor

...
Mátame amor, mátame…
Mátame con despedidas
con portazos en la cara
déjame amor, déjame
tirado en las calles, en los balcones
deshace los castillos
los adoquines de las grandes ciudades
Mátame con las llaves y el llavero clavados en el pecho
ahórcame con las cortinas
Deja que corra la lluvia por mi espalda
déjame sin dormir, sin sueño
llena mi cama de clavos oxidados
lánzame a los perros de la noche
a los infiernos del hambre,
mátame amor de hambre
De todo, déjame sin nada, desnudo
miénteme, descaradamente miénteme
encarcela los abrazos que no di,
que quisieron nacer y no di
tápalos con tierra, con humo, con fuego
demente… demente ríete en mi cara
asústame de madrugada, de día, a toda hora
susúrrame al oído y vete, vete lejos
que no te encuentre, ya nunca más…
que no te encuentre
Despedaza mis alas
déjame sin sombra, sin mapas
de raíz, corta de raíz los días
vuelve lento los segundos
perturbadores, resonantes en el reloj
patea puntazos en la cara y las costillas del alma
Exíliame a los vientos marroquíes
a las mareas del mar muerto
arrástrame por filosas piedras
con cadenas pesadas arrástrame amor
para que vuelva a nacer y no la necesite
...

5 comentarios:

  1. Ves? No me llegan las actualizaciones de tu blog.. Que extraño che. Tendré que entrar a pispear con más frecuencia por si acaso.
    Está muy bueno este poema, es lo que vulgarmente se llamaría "Violencia doméstica" ja ja. Te agarraste de elemntos super cotidianos y montaste casi una ópera dramática. Y otra vez, de golpe, los elementos surreales, las alas. Está muy bueno lo que hacés. Tiene una onda muy particular. Demasiado. Y eso gusta. Demasiado.
    Me alegra qu eno te haya molestado mi crítica musical.
    Cariños!!
    Pd.: Estás invitado cuando quieras a Imaginario Desesperación, mi blog de cuentos.

    ResponderEliminar
  2. Uuuf, tremendas palabras y con el repiqueteo de la lluvia de fondo da casi casi para el suicidio.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. ¿El texto es tuyo? Porque de ser así he quedado fulminada. Es hermoso, cariño.

    Muchos besos de viernes.

    ResponderEliminar
  4. Owo, casi he quedado sin aliento!

    Si es para nacer de nuevo, hasta las mentiras que yo odio valen la pena!

    Un beso.

    ResponderEliminar