lunes, 30 de noviembre de 2009

Condena

.


Condenarlo a muerte por quererte tanto y dejarte,
por enseñarte todo el amor del mundo y dejarte
Si la culpa es de el o mía nadie lo sabe,
yo lo condeno a muerte
como te condenaron los besos que ahora son yagas,
ardientes yagas en la piel
y el corazón y el alma
Porque quise rescatar tu corazón de la basura
y quisiste que fuese el y era yo
queriendo sanar las heridas,
queriendo darte toda la luz,
tenia tanta luz para darte
y no alcanzaba y me mentía a mi mismo
y me creí que alcanzaba
y no alcanzaba
Querías la luz de el sacándote de la basura
Y no vi que me volvía adicto a querer rescatarte,
queriendo ser como el y no.
Yo no soy el, yo ya ni se que soy,
ni lo que sos vos,
ni lo que es el,
ni nada…
nunca se nada
Parecías débil en mis brazos y es que cambiaste,
Y seguías queriendo algo mas,
algo que no se dar,
que no se donde esta porque no se si existe
porque nunca lo vi,
entonces no se para donde mirar
para donde mire solo veo que te quiero
y parece que alcanza pero no alcanza
y me pongo triste y la gente se mete
y me aconseja
y se enoja conmigo,
con vos y el ,que es el que te hizo el daño, queda la margen
Y siempre supe que no eras la misma
y me mentí por culpa de el
Y por eso yo lo condeno a muerte
.

8 comentarios:

  1. Si es tuyo, te felicito, sino, lo aplaudo igual.

    Creo que escribirías bien si le dedicaras algún tiempo. Todos pueden.

    Gracias por tus elogios, querido amigo

    ResponderEliminar
  2. Condena a muerte... No es toy a favor de estas prácticas, pero siendo por amor y siendo una poesía y cargando los sentimientos que carga... No puedo oponerme.
    Un precioso poema Mig!
    Cariños!

    ResponderEliminar
  3. Como no buscas consejos (y qué bueno, porque soy mala con ellos. No puedo ni seguir los propios.), y no necesitas que te tengamos empatía porque tu dolor es TUYO y de nadie más, me limitaré a decir que ha sido todo un gusto conocerte. Platicar contigo y demás.

    Y te mando la mejor de las vibras, my love.

    ¡Muá!

    ResponderEliminar
  4. Vos sabés todo Amigo.
    Sé que esto no te llena, que nada de lo que digan te llena.
    Uno se cae al pozo y parece que nunca más va a salir, pero siempre se sale, y vas a poder :)

    Te quiero!

    ResponderEliminar
  5. Últimamente vengo escuchando repetidas veces “La culpa es de uno” de Benedetti (me gusta como lo recita!), y cuando lo escucho tengo la impresión que ese dolor nunca se va, que se quedará por años, dicen que cuando es amor de verdad nunca se va, nunca muere, pero cómo saber si es amor de verdad?... Vuelvo a extrañarle!

    Cómo andas? Y tu dolor está aminorando o sigue igual?

    Un besote tío.

    ResponderEliminar
  6. Vale la pena odiarle...
    Bien por estos versos.

    Un gusto leerte.

    ResponderEliminar